Alemania, a punto de venderse a Nike para estrujar el bolsillo de Adidas

stop

El presidente de la federación tiende la mano a la multinacional americana para duplicar los ingresos por esta partida

Schürrle y Götze celebran el gol del segundo en la final del Mundial de Brasil 2014

06 de marzo de 2015 (23:40 CET)

Movimiento estratégico. La Federación de Fútbol de Alemania (DFB) tiende la mano a Nike para presionar a Adidas de cara a la renovación al alza del contrato actual entre ambas partes, que expira en 2018. El rígido ente rector del balompié germano confía en multiplicar los ingresos del proveedor en el próximo acuerdo y la mayor multinacional de equipamiento deportivo jugará un papel esencial en las negociaciones.

La sede de la DFB está en Frankfurt, municipio situado a 200 kilómetros de Herzogenaurach, donde se encuentra el cuartel general de Adidas. Dos horas en coche distancian las dos ciudades alemanas. La multinacional de las tres bandas paga ahora unos 28 millones de euros por vestir a la Mannschaft, cifra que los responsables del fútbol local consideran insuficiente para la vigente campeona del mundo. En este contexto, Nike tendrá la oportunidad de presentar su propuesta, según ha desvelado el secretario general de la federación, Wolfgang Niersbach, en Sponsors.de.

El mercado actual

La declaración de intenciones de la cúpula de la DFB agita los cimientos de la empresa creada por Adolf Assler en 1949. Adidas viste a la Selección desde 1954 de modo ininterrumpido. Toda la vida. El acuerdo expirará tras una alianza de 64 años y la federación considera que, en el mercado actual, es el momento de exprimir a la compañía para mejorar las condiciones del futuro. Por eso interesa la entrada de Nike, rechazada ya en 2007, en las negociaciones.

La DFB sabe que la multinacional de Oregón aporta 42,6 millones de euros anuales a Francia desde 2011. Antes estuvo 36 años seguidos con Adidas. El vínculo termina, curiosamente, en 2018 y la empresa estadounidense podría centrar ahora los esfuerzos en la campeona del mundo. Niersbach ha confirmado que hay otras marcas pendientes del equipo nacional.

Nueva era

Son tiempos convulsos para Adidas. El beneficio neto de la marca cayó un 38% en 2014 en relación al anterior ejercicio. El descenso de las ventas de la multinacional en Estados Unidos, donde ha perdido el segundo puesto en favor de Under Armour, es uno de los motivos de esta recesión. Tampoco tiene asegurado el fútbol alemán, ya que sólo viste a cuatro de los 18 equipos de la Bundesliga. La pérdida de la Selección sería un golpe importante para la compañía. Adidas, sin embargo, ha hecho una gran inversión para quedarse con el Manchester United, hasta ahora de Nike, por 94 millones anuales. La empresa de las tres barras también está detrás del FC Barcelona, que debe renovar próximamente el acuerdo con la misma compañía y que apenas supone 30 millones por temporada para la institución azulgrana.

Adidas debe valorar ahora si es más rentable mejorar el contrato con la DFB o asegurarse el patrocinio de los mejores equipos del mundo. Por ahora tiene en cartera a los Diablos Rojos, Bayern y Madrid, los más ricos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad