Alejandro Blanco, reelegido como presidente del COE hasta 2017

stop

El representante del olimpismo español llegó al cargo hace ocho años

Ana Botella y Alejandro Blanco, en Suiza | EFE

13 de febrero de 2013 (13:12 CET)

Alejandro Blanco ha sido reelegido este miércoles como presidente del Comité Olímpico Español (COE) por cuatro años más, hasta 2017. Será su tercer mandato consecutivo, tras la votación de la Asamblea General Extraordinaria celebrada en la sede del COE en Madrid.

Alejandro Blanco, que era candidato único en la votación, renovó el cargo con 153 votos a favor y 14 en blanco de los 167 votos emitidos. Cumplirá, al menos, 12 años como máximo representante del olimpismo español, con el principal reto de lograr la elección de Madrid como sede de los Juegos de 2020.

Mandato "corto"

Licenciado en Ciencias Físicas, Blanco accedió a la presidencia del COE el 29 de septiembre de 2005 después de derrotar en las elecciones a la ex consejera delegada de Madrid 2016 Mercedes Coghen. "Hemos dejado atrás ocho largos, yo diría cortos, años en los que hemos compartido alegrías y algunas tristezas. Hoy afrontamos cuatro años más en los que las buenas noticias superarán a las malas, en los que habrá certezas, ya que habrá dificultades, y la esperanza de que las superaremos", comentó Blanco en su discurso previo a la votación, recoge Europa Press.

El reelegido presidente del COE anunció que en su nuevo mandato mantendrá su apoyo a los deportistas, tanto en la preparación como cuando dejan la competición, y a la Comisión Deporte y Mujer, y dijo que hay que "dar un paso más" en la formación para llevar a cabo Cursos de grado y posgrado.

La gran prueba

Asimismo, Blanco señaló que el COE impulsará el cambio en el modelo del deporte español, de la mano del Gobierno. "Queda prohibido el conformismo y el desaliento", afirmó en alusión a la grave crisis económica que se ha traducido en menos recursos para las Federaciones. Por último, apuntó que dentro de siete meses, el 7 de septiembre en la 125 Asamblea del COI en Buenos Aires, Madrid se enfrenta a la "gran prueba". "Barcelona fue el gran cambio y esta, la de Madrid, debe ser la segunda gran transformación del deporte español. Atravesaremos el océano para lograr nuestro gran sueño", dijo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad