Aguirre no logra espantar a los viejos fantasmas (2-2)

stop

Negredo hace posible en la prolongación el empate de un Sevilla en inferioridad en Cornellà-El Prat

Aguirre da instrucciones a Javi López

08 de diciembre de 2012 (00:06 CET)

La vida sigue igual para el Espanyol. Los blanquiazules, que ya se veían fuera de los puestos de descenso al ganar al Sevilla, acabaron encajando un nuevo tanto fatídico (2-2) en el descuento de un partido loco, por obra y gracia de la nefasta actuación de Muñiz Fernández. En una decisión errónea, el colegiado asturiano expulsó injustamente a José Antonio Reyes condicionando la actuación de los de Míchel, que arañaron un punto en el último suspiro para desesperación de la parroquia 'perica'.

Espanyol y Sevilla empataron este viernes en el partido inaugural de la 15ª jornada de la Liga BBVA en el estreno de Javier Aguirre en Cornellà-El Prat. La llegada del mexicano sin embargo no parece haber cambiado la fortuna de los blanquiazules, que volvieron a ceder dos puntos cuando lo tenían todo de cara. El Sevilla, no obstante, comenzó con más hambre. Las dos derrotas consecutivas de los de Míchel parecían pesar demasiado. Sin embargo, pronto se encontraron con el que acabaría convirtiéndose en su principal obstáculo, un Muñiz Fernández, que primero vio un penalti inexistente en el área nervionense (1-0, Verdú, 13'), más tarde otro en el área contraria que solo vio él por agarrón de Stuani a Kondogbia que solo vio él (1-1, Rakitic, 26') y que posteriormente expulsó, también de forma injusta a Reyes, por botar una falta sin permiso, pese a haber hecho sonar su silbato y demorar después su lanzamiento tras entrar en una discusión con los jugadores que había dentro del área.

Sin sentencia

En la segunda mitad el Espanyol trató de aprovechar su superioridad numérica con más posesión balón y presencia en el centro del campo. Un activo Wakaso mantenía en alerta a la zaga sevillista y el Espanyol se crecía minuto a minuto. Así las cosas, fue Simao, recién salido del banquillo, el que certificó, con su primer gol blanquiazul, la superioridad de los de Aguirre (2-1).

Los de Aguirre se plantaron bien en el campo para asegurar los tres puntos de oro. Mientras, en el Sevilla, la entrada de Negredo tampoco supuso más ocasiones. El Espanyol pudo sentenciar el partido en especial por medio de Verdú, pero al no lograr el tercero, los de Aguirre se tuvieron que enfrentar a los últimos minutos de acoso.

El Sevilla se fue a por todas para evitar la tercera derrota consecutiva y tras dos ocasiones claras, en especial una de Manu del Moral, Negredo vio portería en su reaparición tras lesión. El internacional español culminó de cabeza en el segundo palo una buena jugada sevillista para sacar un punto valioso para los de Míchel.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad