Adebayo Akinfenwa o cómo ser un futbolista profesional de más de 100 kilos de peso

stop

El delantero londinense del Wimbledon, en la Ligue Two inglesa, ha cambiado 14 veces de equipo a sus 32 años

Adebayo Akinfenwa con la camiseta del Wimbledon y luciendo su propia línea de ropa

07 de enero de 2015 (00:54 CET)

Adebayo Akinfenwa (Islington, Londres, 10 de mayo de 1982) encarna un caso atípico, probablemente único, en el mundo del fútbol profesional. Es una fuerza de la naturaleza que a sus 32 años, y con más de 50 kilos por pierna, se permite jugar en la Ligue Two inglesa, la segunda división de Inglaterra, y marcar goles a equipos históricos como el Liverpool.

Aunque el tanto del delantero de origen nigeriano no sirvió para que el Wimbledon ganase el partido jugado en el Cherry Red Records Fans ante más de 4.000 espectadores –dos goles de Gerrard sentenciaron el pase de los 'reds' a la siguiente ronda de la FA Cup–, le dio una dimensión internacional al portentoso futbolista. Su aspecto temible y sus más de 100 kilos de peso, a pesar de sus 1,80m metros de estatura, se convirtieron en la gran atracción del encuentro y de la prensa. Especialmente tras mostrar su agilidad y sus habilidades con el balón en los pies.

Empresario, mercenario del fútbol y capaz de levantar 180 kilos

Akinfenwa, más conocido como The Beast (la bestia), tiene una dilatada trayectoria en el fútbol profesional a sus espaldas, aunque nunca ningún club ha pagado un traspaso por él. Pese a ello, ha militado en las filas de 14 equipos diferentes. Comenzó en el FC watford U18 (2001) para trasladarse al Atlantas del fútbol lituano (2002) y pasar por el Barry Town de Gales (2003). Ese mismo año pasó por otros dos equipos ingleses –Boston United y Leyton Orient– para no salir nunca más del fútbol que le vio nacer, en Inglaterra.

El Swansea City es el equipo más prestigioso cuya camiseta vistió, en 2007. Antes de aquello (2004) pasó por el Rushden & Diamonds, el Doncaster Rovers y el Torquay, equipo en el que permaneció dos temporadas. Posteriormente a su etapa en el Swansea, vagó por el Millwall (2008), el Northampton Town (2010) y el Gillingham (2011). En 2014 recaló en su club actual, el Wimbledon, que le catapultó a la fama en julio durante un partido amistoso contra el Chelsea de Mourinho –John Terry se encargó de cubrirlo– y estas Navidades en el sonado partido de la FA Cup contra el Liverpool.

Más allá de su faceta como futbolista, La Bestia ha hecho sus pinitos en el mundo empresarial. A raíz de salir en algunos programas de televisión mostrando su descomunal fuerza física con el levantamiento de objetos de hasta 180 kilos –cosa que le valió la fama de ser el futbolista más fuerte del mundo–, Akinfenwa lanzó su propia línea de ropa bajo el nombre Beast Mode.

El futbolista reconoce que el modo bestia es un estado mental, psicológico, en el que entra en ocasiones para conseguir los retos que se encuentra por el camino: "Se trata de aplicarlo a tí mismo y desafiar las limitaciones que la gente te pone".

La camiseta de Gerrard

La última anécdota divertida de Akinfenwa la protagonizó antes del partido frente al Liverpool. "Avisé a todos mis compañeros que si alguno se hacía con la camiseta de Steven Gerrard antes que yo se encontraría en serios apuros", dijo, divertido. Fanático del Liverpool, la mole del Wimbledon se llevó su preciado premio a casa tras el encuentro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad