Accionistas del Betis piden que se condene a Lopera a pagar 19,9 millones de euros

stop

Calculan que en el bienio 2008-2010, el club habría generado pérdidas cercanas a los 65 millones

El otrora máximo accionista del Betis, Manuel Ruiz de Lopera

13 de enero de 2013 (20:28 CET)

Los buenos resultados no bastan. El beticismo sigue empeñado en que el otrora máximo accionista, Manuel Ruiz de Lopera, salde su cuenta con el club. Un grupo de accionistas del Betis ha solicitado al juez que declare culpable el concurso de acreedores, condene a Lopera a pagar 19,9 millones de euros y le inhabilite junto a otros antiguos responsables de la entidad, como Luis Oliver y Jaime Rodríguez Sacristán o el abogado Manuel Castaño.

Según estos accionistas, el Betis y sus acreedores "han tenido que sufrir los efectos del procedimiento concursal por una maliciosa gestión de los administradores que rigieron su actividad en los dos años anteriores a la declaración del concurso". El pasado 5 de diciembre, el juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla publicó el convenio de acreedores del Betis, tras lo cual se abrió la fase para calificar la suspensión de pagos como fortuita o culpable, en este último caso si se demuestra que el estado de insolvencia se debió a "dolo o culpa grave de los administradores".

Así lo cree el grupo de accionistas, que enumeran entre las irregularidades "la desproporción entre los ingresos y los gastos", pues al finalizar el ejercicio 2008/09 se habían acumulado unas pérdidas de 20,2 millones, además del descenso a Segunda, con la consiguiente "minoración significativa de su capacidad de generación de recursos". En el ejercicio siguiente, los ingresos se redujeron en un 45% pero los gastos aumentaron en un 33% y "la situación de crisis económica en que ya se encontraba el Betis se agravó por su consejo de administración, generando pérdidas durante 2009-2010 por 44,2 millones".

Dietas y gastos de bochorno

Los accionistas consideran que la gestión del Betis tiene un paralelismo con la del Alavés, cuyo concurso fue calificado de culpable en una sentencia confirmada recientemente por la Audiencia de Álava. Entre otras presuntas irregularidades, citan los pagos injustificados a empresas del entorno de Oliver, los "bochornosos gastos de alojamiento, desplazamientos y manutención" de los dirigentes entre julio y diciembre de 2010, cuando "ni siquiera los empleados del Betis percibían sus salarios". Además, aseguran que Lopera "marcaba los designios del Betis, de ahí que le sea imputable esa calamitosa política de gastos y los daños producidos", por lo que piden que sea condenado a resarcir al club en 19.973.447,67 euros, y Luis Oliver, como consejero entre julio y diciembre de 2010, en 4.622.377,22 euros.

Fuentes del caso han informado de que ahora los administradores concursales del Betis deben calificar el concurso, de lo que se dará traslado al ministerio fiscal para que también haga su propuesta de calificación, tras lo cual el juez dictará una sentencia que puede ser apelada ante la Audiencia provincial. En caso de que el concurso sea declarado culpable, el juez puede condenar a Lopera, Oliver o el expresidente Rodríguez Sacristán a indemnizar al club en distintas cantidades e inhabilitarlos por distintos plazos para gestionar sociedades como el Betis.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad