¿A qué obedecen los privilegios de Messi, Neymar y Alves?

stop

La derrota del Barça en Anoeta alimenta un debate sobre el que ha faltado claridad y que ocasionó otro punto de conflicto con Luis Enrique

Dani Alves, observado entre risas por Messi y Neymar en un entrenamiento del Barça | EFE

06 de enero de 2015 (23:08 CET)

Leo Messi, Neymar da Silva y Dani Alves gozaron de más días de vacaciones navideñas que el resto de sus compañeros del FC Barcelona. Estos tres jugadores suramericanos tuvieron un trato de privilegio concedido por el entrenador del Barça, Luis Enrique Martínez, según confirman fuentes del club a Diario Gol y según expuso recientemente el propio técnico en rueda de prensa.

Esta situación ha generado un aluvión de críticas sobre Lucho, que llegó a can Barça con la vitola de entrenador autoritario y poco permisivo con sus estrellas. Los jugadores nacionales tuvieron vacaciones hasta el 30 de diciembre. Los extranjeros se incorporaron el último día del año. Messi, Neymar y Alves lo hicieron el 2 de enero tras obtener un permiso especial.

Los derechos del '10'

Luis Enrique era reacio a ofrecer este tipo de privilegios. Sin embargo, el día que anunció los días de vacaciones tuvo que lidiar con el fuerte carácter de estos tres jugadores. Sobre todo, con Messi. El astro argentino ya gozaba de un trato de favor en tiempos de Pep Guardiola. Y se lo mantuvieron Tito Vilanova y 'Tata' Martino. Lucho amenazó con quitarle ese favoritismo, pero todo quedó en una mera amenaza. Ser el mejor jugador del mundo otorga licencias que ni el entrenador más severo puede anular. 

Pero, si se hace la concesión a uno, ¿como se dice que no a los demás? Neymar también quiso ese trato de favor, igual que Alves. Lucho tragó y, como represalia, los dejó en el banquillo en su primer partido de 2015. El técnico asturiano tiró piedras contra su propio tejado al cometer el error de argumentar que se quedaban fuera porque no habían entrenado lo suficiente, cuando hacía tres días reconoció que la decisión sobre las vacaciones era suya. El Barça perdió contra la Real Sociedad y se desató la tempestad.

Tira piedras contra su propio tejado

"Les he dado las vacaciones que he considerado oportunas (…) para su recuperación, no solo física sino mental –habría que analizar aquí si con el aspecto mental se refería a algo concreto– y volvería a dar vacaciones (…); intento hacer lo que considero mejor para mi equipo", dijo Luis Enrique en la rueda de prensa que concedió el pasado 3 de enero. En una anterior, en cambio, justificó que esos días de vacaciones compensaban los partidos que jugarían en verano por la Copa América.

Este rifirrafe entre Messi y Luis Enrique es uno de tantos. La situación entre ambos ha vivido varios episodios de tensión durante la temporada y han amenazado con explotar en los últimos días. Si Luis Enrique es autoritario tiene un problema con los jugadores. Si no lo es, lo tiene con prensa y opinión pública, incapaces de entender que los jugadores más importantes del equipo vuelvan de sus vacaciones dos días antes de un partido vital para la temporada.

El resumen de Stoichkov

Es pronto para decir que se perdió la liga en Anoeta. No es pronto para recordar que en los anteriores casos de privilegios a Messi –con Pep, Tito y 'Tata'–, la situación del equipo en la Liga era notablemente más holgada –líderes, normalmente–, mientras que este año el Barça visitaba un campo históricamente difícil y por debajo del Real Madrid en la clasificación.

Y así lo resume, claro como el agua, Hristo Stoichkov: "Messi y Neymar no son los culpables, sino quien les da vacaciones. Todos tienen que ser tratados por igual. Si le das dos días más de vacaciones y luego le pones y si se lesiona, que se joda". El mítico '8' del Dream Team señala a Luis Enrique como culpable. Y la pregunta que queda en el aire es: ¿Ser el mejor del mundo da derecho a todo?

Vea los minutos 3, 6 y 10 del vídeo

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad