“¿Y esos ojos?” Kiko Rivera y la foto de madrugada: “Tu abuela muriendo ¿y tú así?”

stop

El DJ es duramente criticado por no aparcar sus compromisos profesionales ante una situación tan delicada

Isabel Pantoja y a Kiko Rivera en Supervivientes

07 de octubre de 2019 (17:53 CET)

Isabel Pantoja vivía uno de sus mejores momentos tras firmar un contrato de exclusividad con Telecinco. La tonadillera participó en Supervivientes 2019 y consiguió embolsarse una gran cifra de dinero con la que hacer frente a las deudas de Cantora. Una vez saneada su económica a la cantante le esperaban muchos más proyectos. 

El nuevo talent show, un viaje con Jesús Calleja, un programa de entrevistas, un especial de nochebuena, las campanadas y una gira en 2020. Sin embargo todos estos compromisos podrían irse al traste en cuestión de segundos. 

Isabel Pantoja se encontraba grabando las audiciones de Idol Kids cuando tuvo que parar al recibir una de las peores noticias, el estado de salud de su madre había empeorado. Rápidamente abandonó su puesto de trabajo y viajó hasta Cádiz. Ahí permanece al lado de Doña Ana, quién estaría sedada en el hospital. Antes de participar en Supervivientes la matriarca estaba delicada. Por contrato Isabel Pantoja firmó que se le avisase si su madre empeorara. 

Precisamente Kiko Rivera, a pesar de lo que se dijo en un primer momento en Sálvame, ya se encuentra en Cádiz junto a su abuela y su madre. Antes estuvo comiendo con Suso Álvarez por motivos laborales y no por diversión como se dijo en un primer momento. El colaborador de Viva la vida iba a hacer un bolo en la discoteca Hoyo el pasado viernes 4 de octubre. 

Kiko Rivera ha estado en todo momento al lado de su abuela, también lo ha hecho Anabel Pantoja y Irene Rosales. Quién ha estado las 24 horas a su lado es Isabel Pantoja. El DJ ha estado yendo y viniendo de Sevilla a Cádiz. El empresario debía atender sus compromisos profesionales. Algo por lo que ha sido duramente criticado.

Algunos de sus seguidores no entienden como tiene ganas de fiesta con su abuela en un estado de salud muy débil. Lo correcto para ellos hubiese sido parar por completo sus compromisos o relegar la responsabilidad y centrarse en lo que se debe centrar. Sin embargo para Kiko Rivera el show debe continuar y eso no quiere decir que no lo esté pasando mal. 

Aunque por las fotografías que él mismo ha preocupado no lo parece. En esta última posa junto a Antonio Orozco. Ambos sonríen en el interior de la discoteca y el DJ aparece con los ojos rojos, fruto del cansancio, el humo, el alcohol o la tristeza que le invade la situación actual de su abuela. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@antoniorozco10 eres un tipo espectacular! Gracias por la visita a mi casa @hoyosevilla #sevilla #kikorivera

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

Kiko Rivera dio este fin de semana un concierto en Cáceres, Valdefuentes, y aprovechó para mandar un mensaje de agradecimiento a todas las personas que lo han apoyado en estos días. 

"¡Estais en los peores momentos! La primera de la noche. ¡Rumbo a Madrid! Perdonadme por salir pitando pero no llegamos a la segunda. ¡Gracias Valdefuentes!", escribía Kiko junto a una imagen en la que posa en el escenario con los brazos abiertos y el público al fondo es su primera actuación de una noche cargada de trabajo. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad