Ana Rosa Quintana llorando

“Voy a ganar al cáncer”. Ana Rosa Quintana y toda España conmovida

stop

La periodista madrileña apoya a uno de sus colaboradores en el peor momento de su vida

18 de septiembre de 2019 (12:42 CET)

Ana Rosa Quintana tiene un gran cariño a sus colaboradores. Siempre mantiene muy buena relación con ellos aunque ya no trabajen en el programa, como es el caso de Máxim Huerta. La periodista se interesa por la vida privada de los mismos y ahora su gran prioridad es Alessandro Lequio. El colaborador viene a trabajar todos los días, pero no lo está pasando bien. El hijo que tiene en común con Ana García Obregón ha vuelto a sufrir una recaída. Álex Lequio debe seguir luchando contra la enfermedad. Para ello no le falta el apoyo y cariño de su padre ni su madre. La actriz no se separa de su lado ni un solo segundo. Madre e hijo afrontan la enfermedad juntos y con optimismo. Ana Rosa Quintana le ha preguntado en más de una ocasión a Alessandro por el estado de salud de su hijo y de Ana Obregón. 

Hace dos semanas cuando Ana Obregón creía que la pesadilla que vivieron era cosa del pasado, Álex Lequio volvía a ser ingresado en un hospital de Barcelona. La presentadora siempre está a su lado. La única vez que le deja solo es para recoger algún donativo para la investigación de la enfermedad que sufre su hijo. 

La actriz recibió el Premio a la solidaridad. Pero esto no fue lo más importante para ella. Por una vez dejó a su hijo en casa para recibir el donativo de la Fundación La Caixa para la Asociación Española Contra el Cáncer de Sevilla. Es muy importante invertir en investigación, tal y como regaña Ana Obregón al Gobierno. 

En este día los medios de comunicación no pudieron evitar preguntarla por la salud de su hijo. Ella amablemente contestó. "A mí no me cabe ni la menor duda", respondió a la temprana recuperación de Álex. Y sin perder la sonrisa, destacó: "Esta es una enfermedad larga y la afrontamos como siempre: con mucho optimismo. Ya es la última piedrecita".

"Lo único que animo es a todos los valientes que luchan contra esta enfermedad. Es una enfermedad que gracias a Dios cada año se descubren cosas nuevas, cada año se sabe más, se trata mejor. Creo que dentro de quince años será como tener una gripe y eso es lo que esperamos". 

"Si no fuera por estos donativos y por estas asociaciones, no se investigaría el cáncer, y si no se investiga, no se salvan vidas. Las personas que se están curando en estos momentos es gracias a estos donativos. Dedico el premio, primero a mi hijo, y luego a todas las personas como él, todos los valientes que luchan contra esta batalla", contestó como agradecimiento. 

Respecto a su viaje a Estados Unidos Ana Obregón confirma que no volverán. En esta ocasión se quedan en España. "Nos quedamos en España. Va a ser un poquito más de tratamiento y ya está. Esta enfermedad es así y es una cosa larga". 

Estoy bien. Fuerte, como siempre, pero cuando pensábamos que ya habíamos terminado pasa esto. Esta enfermedad es una continua batalla, que es larga. Confío un montón en los médicos y en los avances contra el cáncer que se hacen gracias a que hay asociaciones que investigan. Además, tengo un hijo que es pura energía y es un ejemplo.

Ana Obregón también tiene palabras para MasterChef Celebrity. Su paso por el programa ha sido corto, pero intenso. Ella misma reconoce que le hicieron un favor expulsándola la primera. En ese momento venía de superar un año difícil y no estaba para broncas.

Respecto a como la trataron sus compañeras Marta Torné y Vicky Martín Berrocal hace oídos sordos. "Cuando me apuñalan yo devuelvo besos. Tengo otra batalla y mis prioridades son otras". 

Álex Lequio continúa con una sonrisa de oreja a oreja, al lado de su nuevo compañero de vida. Precisamente ya está preparando un nuevo proyecto. El próximo 31 de octubre tendrá lugar una fiesta para mascotas influencers. A la que asistirán muchos famosos y también Obregón con Luna, la labrador que llegó a casa cuando el empresario era un crío. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad