“Vídeo terrible”. Álex Lequio se graba así y dispara la alarma: “¿Ana Obregón ha visto esto?”

stop

El empresario e hijo de la presentadora viaja en coche hasta Valencia en compañía de su amigo inseparable de cuatro patas

Álex Lequio y Luna

09 de noviembre de 2019 (10:34 CET)

Ana Obregón y Álex Lequio permanecen unidos ante las adversidades. El empresario continúa su lucha contra el cáncer. Es la segunda vez en un año y medio que debe batallar con la enfermedad. Lejos de hundirse, el hijo de la presentadora ha demostrado ser todo un ejemplo para millones de personas que pasan por una situación similar. Él vive este proceso con optimismo, entereza y mucho humor, tal y como demuestra en sus redes sociales. Unos ingredientes más que necesarios. 

En todas las publicaciones sus seguidores le animan a seguir adelante y le desean una pronta recuperación. Álex Lequio se ha ganado el cariño de todos ellos, aunque a veces también se lleva alguna regañina si hace algo que no gusta o incumple algunas de las recomendaciones médicas. Por suerte Álex Lequio es un buen chico y hace caso de todo lo que le dicen los profesionales de la salud. Hace unas semanas mostró su "arresto domiciliario". 

Álex Lequio ya ha recibido parte del tratamiento, se puede ver por su tez pálida y su poco pelo en pestañas y cabellera, consecuencias de la quimioterapia. Aún así el empresario no para. Este fin de semana ha cogido a su nueva mascota, todo un saco de nervios, y se ha ido  a Valencia. El chico conducía el vehículo y como se puede ver en los siguientes vídeos que os mostramos lo hace mientras se graba y habla con sus seguidores. No mira al frente y mantiene una mano ocupada. Tal vez éste en algún lugar tranquilo y no pasen muchos coches, pero eso no es excusa para hacer lo que ha hecho. 

Y es más, en el vídeo se puede ver como el perro, que permanece a su lado no para quieto ni un solo segundo. Nada más mencionar su nombre se acerca a él, se levanta y lo rechupetea provocándole una distracción. Los perros pequeños pueden ir en los asientos traseros, pero deben ir siempre atados o en un transportín de mascotas, mientras que los perros grandes deben ir en el maletero, perfectamente acondicionado para tal fin. 

Álex Lequio se ha llevado la reprimenda de algunos de sus seguidores, pero además podría haberse llevado una buena multa por parte de la policía. En ese momento ha sido un inconsciente porque podía haber supuesto un peligro para cualquier persona, sea peatón o conductor. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad