Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín | EFE

Vacaciones para ricos. La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín se gastan 3.000 euros por noche. Escapada secreta

stop

Fin de semana de desconexión para la hermana y el cuñado del rey Felipe VI

27 de julio de 2020 (14:54 CET)

Iñaki Urdangarín disfrutó de un permiso penitenciario el pasado mes de febrero. El marido de la infanta Cristina puso entonces rumbo a Vitoria, donde pasó unos días alejado de su vida presidiaria y rodeado de su familia. Una pausa en los 5 años y 10 meses de pena que debe cumplir.

Un permiso que debería repetirse en los meses siguientes. Sin embargo, la pandemia del coronavirus lo cambió todo. El Presidente del Gobierno decretó el Estado de Alarma en España y el cuñado del rey Felipe VI no tuvo otra opción que pasar el confinamiento entre rejas y sin permisos para salir de la cárcel de Brieva donde está preso.

iñaki urdangarín efe

Iñaki Urdangarín recupera sus permisos

Además, ni siquiera podía salir al centro Hogar Don Orione, donde realiza servicios comunitarios ayudando a los más desfavorecidos.

Pero el encierro se acabó. El pasado 10 de julio ya pudo volver al Hogar Don Orione. Y la semana pasada fue visto saliendo de su domicilio de Vitoria con el coche cargado hasta arriba. 99 días después de la declaración del Estado de Alarma, Urdangarín ha podido disfrutar de otro permiso. En esta ocasión han sido cuatro días los que le han concedido.

Escapada de lujo

Tal y como se puede ver en el siguiente documento publicado por la revista Semana, Iñaki Urdangarín abandonó su domicilio junto a dos de sus hijos y su mujer, la infanta Cristina. El ex jugador de balonmano iba en el primer coche, cargado hasta arriba y con portaequipajes en el techo y bicicletas en la parte trasera. Detrás salió la infanta Cristina, con otro de sus coches.

El destino, un lugar apartado y aislado. Una casa rural alejada de la civilización donde evitar cualquier problema y ser visto por la prensa. Un alejamiento que no todos los bolsillos se pueden permitir así como así, y al que algunas fuentes ponen una factura que podría rondar los 3.000 euros por noche. Una escapada de la que disfrutó la familia al completo antes de que Iñaki tuviera que volver a la cárcel este domingo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad