Felipe VI y Letizia | EFE

Urgencia médica. Felipe VI y la casa real muy pendientes. Última hora

stop

Saltan las alarmas en Zarzuela

28 de mayo de 2020 (11:33 CET)

Las preocupaciones crecen en la casa real. La pandemia del coronavirus ha hecho que en Zarzuela anden muy pendientes de los eméritos Juan Carlos I y Sofía.

Aunque no se hablen, el rey Felipe VI anda muy pendiente de las evoluciones de su padre. El Jefe de Estado es consciente del dolor que han causado sus decisiones en su padre. Nos referimos a la retirada de la asignación de 200.000 euros y a la renuncia a su herencia. Y es que estos movimientos del monarca no hacen más que dejar claro que Felipe confirma la corrupción de su padre.

Los eméritos preocupan

Unos golpes que no han empeorado el estado del emérito, que ya era preocupante antes de la propagación de la pandemia. Al menos así se vio en el funeral de su hermana, la infanta Pilar de Borbón. O cuando acudió a ver al hospital a Simoneta Gómez-Acebo, hija de la fallecida infanta Pilar. Resulta que a Simoneta le dio una bajada de defensas cuando supo lo de su madre, lo que derivó en una neumonía y en su ingreso en el Hospital Universitario La Zarzuela.

Juan Carlos I

En ambas ocasiones los testimonios coincidieron en que el padre de Felipe VI  apenas podía andar sin ayuda. Y cuentan que en Palacio solo se mueve con silla de ruedas.

Pero la preocupación no es solo para Juan Carlos. Felipe también está preocupado por su madre Sofía. La emérita se encuentra en un ala apartada de Zarzuela, donde convive con su hermana, la princesa Irene. Y apuntan fuentes cercanas a la casa real que atraviesa una depresión importante.

Si ya de por sí la habían dejado tocada todas las informaciones que han ido saliendo a la luz a lo largo de los años relacionadas con su marido, lo que ha ocurrido en los últimos meses todavía la ha golpeado más fuerte. Porque no es agradable confirmar que tu marido es promiscuo y corrupto, y que para colmo ha roto con su hijo.

En alerta con la abuela de Letizia

Pero estos no son los únicos mayores que preocupan en Palacio. La reina Letizia está muy pendiente de Menchu Álvarez del Valle, abuela de la consorte. Y también el rey Felipe VI, que a diferencia de la relación entre su mujer y su madre, la suya con Menchu es más que buena.

Letizia Menchu

Una Álvarez del Valle que a sus 92 años está en edad de riesgo y que en más de una ocasión ha tenido que acudir al médico de urgencia a causa de los achaques de la edad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad