David Bisbal | EFE

Un año de cárcel: David Bisbal se mete en un lío. “Ella lo ha confesado todo”

stop

El cantante español vuelve a estar en el punto de mira

29 de mayo de 2020 (14:09 CET)

Como bien saben los seguidores de David Bisbal, la relación del cantante con su ex pareja Elena Tablada, no es que sea precisamente buena. Todo lo contrario. De hecho, desde que se separaron, han sido muchas las veces que han tenido algún que otro desencuentro.

Uno de ellos tuvo mucha repercusión mediática, entre otras cosas porque acabó en el juzgado. A David no le sentó nada bien que Elena publicara fotos en su Instagram en las que aparecía Ella. Sobre todo fotos en las que al final quedaba asociada la imagen de la pequeña a alguna marca comercial.

El caso llegó a los tribunales y el juez dictaminó que los dos deberían reducir al máximo posible las publicaciones en las que apareciera su hija. En el caso de que apareciera, debería hacerlo sin que su cara se relacionara con ninguna marca.

La confesión de Elena Tablada

Algo que muchos de los seguidores de Elena desconocían. De hecho, hace apenas unos días, la ex de Bisbal colgó una foto en la que aparecían sus dos hijas, Ella (con lacara muy tapada por su pelo) y Camila, nacida el pasado 21 de abril.

Muchos le preguntaron porque no aparecía Ella con la cara descubierta y Tablada no tuvo más remedio que apuntar que “me multarían”. No le falta razón. Y es que el lío en el que se podría meter es de los gordos.

Así lo explica el artículo 197.7 del Código Penal: “Será castigado con una pena de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 12 meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona”.

Por suerte para Ella, para David y para Elena, parece que Tablada sabe muy bien qué es lo que puede hacer y lo que no.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad