Miley Cyrus

¡Última hora terrible de Miley Cyrus! Malas noticias desde el hospital

stop

La cantante estadounidense podría dejar para siempre el mundo de la música

15 de noviembre de 2019 (13:00 CET)

Miley Cyrus sufre un grave problema de salud que podría terminar con su carrera artística. No corren buenos tiempos para la ex chica Disney. La cantante preocupó a sus seguidores hace un par de semanas al publicar una imagen en la que aparecía en la cama de un hospital. Cyrus tranquilizó a sus seguidores confirmando que se trataba de una simple amigdalitis que fue tratada de inmediato por un equipo médico.

Sin embargo no era tan sencillo como parecía. Recientemente la cantante ha tenido que someterse a una cirugía por la que se ha quedado muda. Pero todos sus seguidores pueden estar tranquilos ya que se trata de algo temporal. En unas semanas, si todo va bien, Miley Cyrus volverá a hablar por los codos y a hacer de las suyas en el mejor de los casos. 

Miley Cyrus en el hospital

Parece que Miley Cyrus no tenía otra solución. La cantante tiene el mismo problema que Shakira. Unas hemorragias en las cuerdas vocales. A diferencia de Cyrus, la colombiana no quiso someterse a esta operación y optó por otra vía a base de corticoides y reposo. Sabía los riesgos que acarreaba la intervención. Cabe la posibilidad de que el timbre de voz de Cyrus cambie por completo, como ya le pasó a Adele, quién ha pasado los peores años de su vida. Los médicos hacen todo lo posible, pero es algo que se escapa de sus manos. 

Por el momento, tal y como les pasó a Shakira y Adele, deberá permanecer un largo tiempo completamente muda. Sin poder hablar. Y tal vez no sean solo unas semanas como dicen los médicos. Este proceso puede alargarse a meses, incluso años. Dependerá de la evolución de la artista y la respuesta al tratamiento posterior. Es un duro y largo camino. 

Shakira relató recientemente en su estrenado documental el infierno que vivió cuando empezó su gira Dorado World Tour. Tuvo que posponerla y anular todos los conciertos sin saber si iba a volver a pisar un escenario en el futuro. Se deprimió y estaba siempre amargada. Incluso se lo dijo Gerard Piqué para que reaccionase y cambiase de actitud. Finalmente consiguió recuperarse, pero los últimos conciertos los tuvo que acabar haciendo playback. Los médicos le recomendaron que no forzase la voz. Por tanto cantó algunas canciones ella misma, mientras que otras lo hizo con una simulación. Solo bailaba y modulaba la boca. 

"Las cuerdas vocales en realidad no son cuerdas, son unos pliegues muy finos, como la textura de la piel de nuestras manos. El aire se abre paso a través de ellos y los hace vibrar", explica Hurtado. "Sin embargo, aunque lo que vibran son las mal llamadas 'cuerdas', el resto de cavidades —nariz, boca, faringe— son las que actúan como caja de resonancia para que el sonido se proyecte", explica una logopeda. 

"Cuando un cantante no coloca bien la voz y no usa su caja de resonancia como es debido, termina por cargar la musculatura del cuello y forzar las cuerdas,lo que puede producir que salgan nódulos", prosigue. "Las giras interminables y los conciertos tan largos les destrozan la voz. Además, acostumbrarse al micro como única forma de proyección es peligroso", advierte la logopeda. Y esto es lo que les sucede a artistas internacionales tan reconocidos como Cyrus, Adele y Shakira y con una voz tan particular. 

Esperemos que no cunda el pánico y que Cyrus vuelve a ser la misma. Ahora lo importante es su descanso. Seguro que todo sale bien. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad