Última hora demoledora en OT. Ana Guerra y Aitana rotas: “Es terrible”

Los concursantes de la Academia más famosa de la televisión se quedan de piedra

Fotografía: Última hora demoledora en OT. Ana Guerra y Aitana rotas: “Es terrible” » Diario Gol
Fotografía: Última hora demoledora en OT. Ana Guerra y Aitana rotas: “Es terrible” » Diario Gol

Operación Triunfo es el gran fracaso del año. Solo sirve para que los espectadores se entretengan y bien pocos porque el formato no hace muy buena audiencia, aunque a TVE ya le basta. Han lanzado ya dos ediciones con un total de 32 artistas y solo dos de ellos han llegado a hacerse un nombre en la industria: Aitana y Lola Índigo. Otros logran sobrevivir. Es el caso de Alfred García.

El pasado mes de noviembre el cantante se despidió del mundo de la música con un concierto repleto. Es cierto que la sala no era el Paulau Sant Jordi, pero estaba lleno. El catalán fue uno de los concursantes más queridos de la edición 2017. Alfred ha querido demostrar que vale para mucho más que para la música y ha dado una sorpresa a sus seguidores cuando pensaban que no lo volverían a ver nunca más. 

Alfred García

Alfred García publica su primer libro de poemas bajo el título Otra luz. En la portada del mismo sale una imagen del cantante en una de las grabación del videoclip De la tierra hasta marte. En estos versos Alfred se desnuda ante sus seguidores y habla del amor, el arte y la creación. Probablemente hay hasta un poema para la mismísima Amaia Romero

 «Este libro es una ciudad romana debajo de Girona. Ha sido la excusa perfecta para dejar la imagen pop a un lado y mostrar otra faceta mucho más cruda y desnuda que añoraba, que nunca había mostrado lo suficiente y donde me siento tan representado como en mi otra faceta», cuenta. 

Sus seguidores están realmente dolidos por haber abandonado la música por la poesia. No entienden absolutamente nada y muchos de ellos se han ensañado con el cantante haciéndole sus propias rimas. «El problema no es que Alfred escriba mierda. El problema es que alguien esté dispuesto a comprarle un libro al espantajo este. De la música ya no hablo, me da igual, pero si le compráis un libro al muchacho este es que sois más fáciles de engañar que los tres cerditos. Ale» o «Me gusta la energía de Alfred, nos hizo pasar vergüenza en Eurovisión delante de toda Europa y ahora va y saca un libro de basura, no se cansa nunca». 

 

Publicidad