Kiko Matamoros alucinado en Sálvame tras las declaraciones de su hijo

Última hora de Kiko Matamoros (y va de su enfermedad. Y “¡Es terrible!”)

stop

El colaborador de Sálvame no quiere que su actual romance le acabe haciendo de enfermera

30 de julio de 2019 (18:40 CET)

Kiko Matamoros está pasando un auténtico calvario en estas últimas semanas. Tras anunciar que los médicos le habían detectado unos tumores en la vejiga, el hermano de Coto Matamoros acudió el pasado sábado al Deluxe a sincerarse ante todos los espectadores y a contar cuáles han sido las reacciones de sus familiares y amigos más próximos.

“El pronóstico no es optimista en ningún caso”, anunciaba un compungido Kiko ante la atenta mirada de todos sus amigos colaboradores de Sálvame. “Cuando vives algo así te das cuenta de lo mucho que merece la pena vivir la vida”, ampliaba el padre de Diego, Anita y Laura Matamoros. Unos hijos que, pese a sus conocidas malas relaciones con su padre, han hecho un esfuerzo y un acto de humanidad y familiaridad y le han mandado todos los ánimos del mundo a su padre ante la inminente operación del próximo 8 de agosto.

Kiko Matamoros presenta a Cristina PujolPero estos no son los únicos problemas para el madrileño de 62 años. Su actual pareja, Marta López es otro de los frentes abiertos de Kiko. "Yo no quiero enfermeras, no le quiero joder la vida a nadie, si yo viera que esto es una complicación vital para ella haría lo posible por no mantener una relación", ha llegado a declarar Kiko ante la posibilidad que la enfermedad se complique o la operación no salga bien y su actual novia tenga que ejercer de enfermera. Unas palabras que algunos las han interpretado como un avance de ruptura.

La verdad es que Kiko está seriamente preocupado por su enfermedad (como es lógico), pero también le atormenta su relación con la modelo. Eso sí, ella lo podrá ayudar a mentalizarse para la operación y para la enfermedad en sí: pues la ‘Miss World Jaen 2019’ ya sabe lo que es pasar por una enfermedad de gravedad. Ella sufrió anorexia hace unos años. Del resto, ya se ocupará el destino (y los médicos). ¡Fuerza Kiko!

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad