Joaquín Sabina

Última hora de Joaquín Sabina (y no es buena). Se acaba de saber esto

stop

Las noticias que llegan no son nada buenas para el cantautor

15 de marzo de 2020 (17:19 CET)

Los famosos no escapan al coronavirus. El covid-19 ha infectado a varias caras conocidas de nuestro país. Y no solo eso. Muchos andan preocupados con los celebrities que son pacientes de riesgo. Por ejemplo, Joaquín Sabina.

El cantautor español acumula 71 primaveras en sus espaldas y no es que haya sido una balsa de aceite a lo largo de su vida en lo que a salud se refiere. Sabina ha sufrido unos cuantos problemas de salud que, junto a hábitos como el tabaco, pueden provocar serios problemas en caso de ser contagiado.

Sabina da el susto

El último episodio lo vivió el pasado 12 de febrero de 2020, cuando sufrió un accidente en un escenario. Fue el último de los numerosos capítulos que ha vivido y que lo convierten en un paciente de riesgo.

Largo historial médico

Por ejemplo, el 23 de agosto de 2001 sufrió un derrame cerebral, del que se recuperó gracias a la rápida intervención de los médicos.

Años después, en 2010, tuvo que suspender un concierto en el Palau de la Música de Barcelona tras sufrir una “caída doméstica”. Asimismo, un año después canceló tres conciertos en Nueva York, Miami y Los Áneles por “problemas intestinales”. El cantante declaró sufrir una diverticulitis aguda.

Los “problemas en el estómago” se repitieron en 2014, cuando tuvo que abandonar un concierto en el Wizink Center antes del final.

Un año antes, en 2013, se ausentó de un acto vinícola en Cariñena, Zaragoza, a causa de un “mareo por el calor”.

En 2015 volvió a cancelar dos actuaciones en las Canarias por una tendinitis en el pie izquierdo, mientras que en 2017 tuvo que modificar su agenda en Latinoamérica por una operación en la hernia ventral.

La lista sigue con otra suspensión. Esta vez en México, en 2018, por un golpe en el ojo que le produjo un “hinchazón y un hematoma”. El accidente, además, lo tuvo tras sufrir un “mareo” por “molestias en el oído”.

Poro después sería ingresado por una tromboflebitis en la vena ileofemoral de su pierna izquierda, lo que le obligó a reprogramar hasta cuatro conciertos de su gira. Mientras que "una disfonía aguda consecuencia de un proceso vírico" le obligó cortar otro concierto a la mitad en el Wizink Center, el 16 de junio de 2018

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad