Última hora. “Ana Obregón me ha hecho llorar”. Y es del cáncer de Álex Lequio

stop

La presentadora y actriz se convierte en embajadora de la campaña Deseos de todo pulmón

Álex Lequio, Ana Obregón y Alessandro

25 de noviembre de 2019 (14:24 CET)

El pasado mes de septiembre tras un increíble verano, Ana Obregón y Álex Lequio dieron las peores de las noticias. Cuando parecía que la pesadilla había acabado para siempre, la enfermedad ha vuelto. El empresario sufrió una recaída. Lejos de quedarse encerrado, el hijo de la actriz saca fuerzas de nuevo para luchar, como siempre con optimismo y una sonrisa. La presentadora contó en una entrevista que esto es solo "una piedrecita en el camino". 

Sin embargo, ahora parece que podría ser algo más. La enfermedad que sufre Álex Lequio es mucho más grave de lo que su madre y el propio afectado hacen creer a sus seguidores y a los medios para no preocuparles. Tanto la actriz como el empresario no dejan de luchar para superar este duro golpe. Ahora mismo Ana solo quiere que su hijo se recupere y vuelva a hacer una vida normal. Su mayor deseo para 2020 es "volver a vivir". La artista aparcó su agenda de compromisos profesionales para dedicarle toda la atención a Álex. Solo acude a eventos que tengan un fin solidario, especialmente si están relacionados con esta maldita enfermedad. 

La semana pasada Ana Obregón volvió a dejarse ver en un nuevo acto benéfico contra el cáncer, el que organizó Deseos de todo pulmón. La actriz canceló su agenda de compromisos profesionales para estar al lado de su hijo, solo se deja ver publicamente cuando acude a un acto de estas características. 

En el evento organizado por Deseos de todo pulmón, que busca concienciar sobre la detección precoz del cáncer de pulmón, una causa por la que merece la pena implicarse, como asegura. Respecto a su hijo cuenta que "él está muy optimista, sin olvidar que está en el medio de una lucha importante, y nosotros muy esperanzados". 

También ha tenido palabras de agradecimiento para todo el personal médico que se ha ocupado de la salud de su hijo. Está totalmente agradecida. "Las enfermeras son maravillosas. Son las que están ahí siempre con una sonrisa. Solamente los héroes que luchan contra el cáncer y sus padres, familiares y amigos saben lo dura que es la batalla, pero las enfermeras están contigo y hacen que todo sea maravilloso. No tengo más que palabras de agradecimiento". Ellas mismas también se sienten agradecidas a Obregón y aplauden que sea todo un ejemplo para muchas familias. "Ana Obregón me ha hecho llorar", dice una de ellas. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad