Antonio David Flores y Jorge Javier Vázquez

Úlitma hora “terrible” de Jorge Javier Vázquez y su operación: “Se acaba de saber esto”

stop

El presentador catalán es operado de nuevo este martes 3 de diciembre

03 de diciembre de 2019 (10:52 CET)

Jorge Javier Vázquez ha preocupado mucho a sus seguidores estas últimas semanas. A finales del pasado mes de octubre comunicó que debía ser operado de nuevo. Una intervención delicada, pero que no supone riesgo, y tendrá lugar este mismo martes 3 de diciembre. Aunque en un principio estaba preocupado y hablaba constantemente de la muerte, del testamento e incluso publicaba imágenes de cuando era un niño, el catalán se muestra muy optimista. 

Con la ironía que le caracteriza dijo "no hay mal que por bien no venga. Ya no tengo que romperme la cabeza pensando dónde iré de vacaciones”. El presentador deberá guardar reposo durante las próximas semanas. Y más le vale si quiere volver al teatro el próximo mes de marzo. A él le encantaría estar en la gala final de GH VIP 7, pero teniendo en cuenta que solo faltan dos semanas eso es casi imposible. Por eso el jueves pasado se despidió de los espectadores dando paso a sus sustitutos. Carlos Sobera será quién se encargue de los última hora y Jordi González de las galas. 

Mila Ximénez es a quién peor le sentó que éste se ausentase de GH VIP 7. "No estaré en las próximas semanas, me tienen que operar, pero ojalá pueda estar con vosotros en la final. Quiero daros las gracias por esta edición histórica, os seguiré viendo desde casa, gracias por todo", les dijo el presentador.

Al ver que Mila Ximénez se quedó preocupada, Jorge Javier Vázquez no tardó en tranquilizarla. "Es algo programado y en principio no tiene tanta importancia como la primera. Mila, te quiero tranquilizar, no te preocupes, a ver qué pasa. No sé cuando nos veremos, pero tranquila", le dijo Jorge Javier a su amiga y compañera de ‘Sálvame’.

Pero realmente hay algo que le preocupa. Como ya contó cuando sufrió el ictus, su padre pasó exactamente por lo mismo. En esta misma intervención, desgraciadamente, él no regresó. Y este es el miedo que tiene el periodista y sus familiares. El padre de Vázquez se enfrentaba a un tumor y entraba a quirófano con la esperanza de recobrar su salud, pero no fue posible, a pesar de que los médicos hicieron todo lo que estaba en sus manos. 

Vázquez no quiere hablar nunca de su padre porque lo pasan muy mal. “De mi padre no hablamos mucho, es algo que a todos nos duele tanto que no queremos compartirlo. No hace mucho, en una barbacoa, nos pusimos a hablar del perro y acabamos todos llorando”.

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad