La Reina Letizia | EFE

Terrible. Y va de la reina Letizia. Chantaje de esta estrella de Sálvame: grabaciones bomba

stop

La entrevista que provoca un terremoto en la casa real

28 de mayo de 2020 (13:52 CET)

El pequeño Nicolás creó escuela. Y José Antonio Avilés ha demostrado ser uno de los alumnos más aventajados. O era, porque lo han pillado con el carrito del helado.

Sus mentiras y estafas son la comidilla de algunos programas de cotilleo. Sobre todo desde su vuelta de Honduras, donde estuvo participando en Supervivientes. Y una de ellas habría sido el origen de las diferencias que existen entre la reina Letizia y sus sobrina, la hija de la fallecida Erika Ortiz, Carla Vigo.

La relación entre tía y sobrina nunca fue demasiado fluida. Y en ello habría tenido que ver Avilés y sus triquiñuelas.

José Antonio Avilés

Avilés desata la liebre

Según apuntó el colaborador de Telecinco, tenía una entrevista en exclusiva con Carla. Un documento en el que la joven no habría dejado nada bien a la monarquía y especialmente a su tía, Letizia. Vigo habría dicho que “no se sentía como ellos”, marcando las distancias entre ella y la casa real.

Unas palabras que habrían llegado a la esposa de Felipe VI y que no hicieron ninguna gracia a la consorte. Y de ahí el principio de la enemistad entre ambas.

Ruptura entre Carla Vigo y la reina Letizia

Carla, por su parte, alegó que en ningún momento sabía que estaba siendo grabada ni que la entrevista saldría a la luz, aunque Avilés aseguró que sí la había avisado. Sin embargo, a sabiendas de los escándalos que han rodeado al colaborador, todo apunta a que también habría hecho uso de sus mentiras para sacar esas declaraciones de Carla que habrían desembocado en la ruptura de Letizia con su sobrina.

Carla Vigo 1

Cabe decir que, aunque Avilés la hubiera engañado, eso no quita que las opiniones que vertiera Vigo sobre su tía y sobre la familia real no fueran ciertas. Todo lo contrario. Sobre todo viendo que Carla se justificó apuntando que no sabía que la grababan. Y es que es entonces cuando la mayoría de personajes públicos (y también los que no lo son) expresan su verdadero sentir.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad