Terrible. Y es de Ana María Aldón. Ortega Cano desolado. “¿Tan mal está?”

stop

La concursante de Supervivientes rompe a llorar ante sus compañeros

ana maría aldón cabreada

29 de abril de 2020 (11:56 CET)

Ana María Aldón es la gran protagonista de esta edición. Pisó la isla totalmente firme, con la convicción de mostrarse como una mujer nueva alejada de la figura de Ortega Cano y de todo lo que le une, como Rocío Flores. La diseñadora ha crecido semana tras semana y ha conseguido proclamarse como una de las finalistas. Ya han pasado 10 semanas de concurso, se acerca el gran final, y la mujer del diestro empieza a estar muy tocada. Cada vez son más constantes los altibajos. 

Ana María Aldón

"Lo más duro de Supervivientes, sin duda, es la parte psicológica", explicaba Rocío Flores, quién también ha tenido varios bajones donde ha tenido la imperiosa necesidad de hablar con su madre y con su hermano. Los supervivientes ya tienen ganas de ver a sus familias y abrazarlas. Ana María Aldón lo está pasando bastante mal por estar lejos de su pequeño, aunque sabe que con Ortega Cano está bien cuidado. 

En una conversación con Rocío Flores se ha roto por dentro al confesarle que no recuerda la cara de su hijo. Una sensación que comparte Hugo Sierra. "Me acuerdo de mis hijos pero la cara de José María no logro recordarla, la veo como pixelada", decía muy triste.

La mujer de José Ortega Cano revelaba que cuando piensa en su familia logra ver todas las caras con claridad menos la de su hijo: "Cuando pienso en mis hijos y en mi familia hay una cara que no logro ver con claridad, la veo borrosa… es la de mi hijo José María”, ha contado llorando.  Según Ana María Aldón su hijo llegó como un ángel. Además, ya le contó a Ortega Cano su deseo de volver a ser madre de nuevo. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad