Terrible María Teresa Campos. Terelu llorando. No puede ocultarlo más

stop

La presentadora malagueña, quién ahora vive con su hija por el coronavirus, está muy preocupada

María Teresa Campos tapa la boca a una reportera de Viva la vida

23 de marzo de 2020 (10:57 CET)

Telecinco intenta continuar con su programación habitual, sin embargo ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias. La primera medida fue retirar el público de plató. Después contar con menos colaboradores, ya que algunos tomaron la decisión de quedarse en casa, como es el caso de Belén Esteban. Ahora algunos programas han tenido que recortar su duración como Sábado Deluxe y Supervivientes 2020. 

Tanto Sálvame como Viva la vida han narrado estos días la última hora sobre el coronavirus. Emma García ha contado con la presencia de Alejandra Rubio en plató y de Terelu Campos vía Skype. La hija de María Teresa Campos se mantiene aislada debido a ser una persona de alto riesgo por el cáncer que pasó un año atrás. Además se encuentra en compañía de su matriarca. 

«Agradeceros a todos, de verdad, que estéis ahí y que, de alguna manera, nos representéis a los que no podemos estar«, comenzaba a decir Terelu, inevitablemente empezó a emocionarse. Todos sus compañeros la ovacionaron. «No llores porque voy a llorar yo, Terelu», le avisaba la presentadora.

Reponiéndose un poco no dudó en seguir dando las gracias: «Gracias, no solo a los sanitarios, sino a todos lo que hacen posible que podamos comprar en las tiendas de primera necesidad, a todas las Fuerzas de Seguridad del Estado y a los compañeros de la información». Emma García le dedicó unas últimas palabras antes de despedirse. «Nos hemos emocionado muchísimo. ¡Vamos a resistir con lágrimas, alegría, y especialmente con fuerza y solidaridad!», exclamaba dando ánimos.

Terelu Campos se encuentra en estos días muy vulnerable. Alejandra desveló que lo estaba pasando realmente mal. «Nosotras hablamos por videollamada todos los días y sé que ella está preocupada, pero cada día va a mejor«. Una de sus mayores preocupaciones es su madre, María Teresa Campos. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad