Reina Letizia | EFE

Sujetan a Letizia. Desmayo y embarazo. “El hijo no es tuyo”: Los amigos de Juan Carlos I van a hablar

stop

La reina tiene al enemigo en casa

11 de junio de 2020 (14:17 CET)

La relación de la reina Letizia con su familia política siempre ha estado en entredicho. Y solo con sus suegros, los eméritos Juan Carlos I y Sofía. También con sus cuñadas, las hermanas de su marido el rey Felipe VI, las infantas Elena y Cristina.

Se pudo comprobar bien en el funeral de la hermana del rey emérito Juan Carlos, la infanta Pilar, celebrado en enero. Aquel día Felipe y Letizia fueron los últimos en entrar en la iglesia, y después de saludar a los eméritos, pasaron olímpicamente de las infantas, sentadas justo detrás.

Tensiones

Se dice que Felipe sí quería saludarlas, pero que fue Letizia la que se interpuso entre el rey y sus hermanas y tiró de su marido en cuando hubieron saludado a los eméritos. Si es cierto o no, nunca lo sabremos. Pero en la memoria de muchos quedan las miradas asesinas de Cristina y Elena a Letizia.

8 millones de euros a repartir. La infanta Cristina no verá un ...

Pero, ¿de dónde viene esta animadversión entre Letizia y las infantas? Con Elena, el distanciamiento se sitúa en cuando esta apoyó a Cristina en el que no se quisiera separar de Iñaki Urdangarín cuando este fue condenado a prisión. Y se dice que con Cristina ocurrió una cosa parecida. Que tras no querer dejar a Urdangarín le puso la cruz. Sin embargo, el asunto vendría de algo más lejos.

El inicio del fin de la relación entre Letizia y la infanta Cristina

Concretamente, del bautizo de Irene Urdangarín, hija de Cristina e Iñaki. La celebración tuvo lugar en Zarzuela, y eran tantos los invitados que Cristina tuvo que pedir a Felipe y Letizia que acogieran a sus suegros en el Pabellón de Príncipe. El actual Jefe de Estado aceptó encantado, pero no Letizia, que no se mordió la lengua en su respuesta. “Estoy embarazada, no me siento bien y no me apetece tener en casa a unas personas que no conozco”, le contestó la reina, según apunta Pilar Eyre en Lecturas.

reina letizia e infanta Cristina

El asunto provocó tanta tensión en la ceremonia y la fiesta posterior que tuvieron que sujetar a Letizia, pues llegó a padecer un desmayo.

Letizia, acorralada

Un episodio que Cristina no ha olvidado. Se sintió muy dolida y no perdona a Letizia. Y tampoco el que pueda estar detrás ahora de la decisión de la humillación que perpetró Felipe a su padre al retirarle la asignación y renunciar a su herencia.

Y avisa: si se sigue pasando con su padre no dudará en recordar que el embarazo que lucía en el bautizo no era el primero por el que pasaba, tal y como han señalado en alguna ocasión amigos de su padre como Jaime Peñafiel, o miembros del entorno de Letizia como David Rocasolano y Leonoardo Faccio, que lo recogen en sus respectivos libros. Y también a Felipe que ese primer hijo que esperaba, “no era suyo”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad