Jennifer López

Sopla el viento. Y vuela la falda: Jennifer López pone Instagram patas arriba

stop

El percance de la diva del Bronx que da la vuelta al mundo

03 de septiembre de 2019 (14:22 CET)

Jennifer López apenas ha tenido descanso en este 2019. La diva del Bronx se pasó buena parte de la primera mitad del año rodando la película Hustlers. Un film en el que la cantante interpreta a Ramona, una stripper y estafadora de Nueva York, y donde trabaja junto a artistas de la talla de Cardi B, Keke Palmer, Constance Wu o Lili Reinhart.

Entre tanto, lanzó su último single, Medicine, que todavía está arrasando en las plataformas digitales de música. Además, el tema llegó con su correspondiente videoclip, que también ha sido un huracán en YouTube.

Proyecto tras proyecto

Terminado el rodaje y casi sin tiempo para descansar, JLo se inmergió en la preparación de la gira It’s My Party: The Live Celebration. Un proyecto que, además,  solo iba a tener 29 conciertos en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, pero que al final contó con 35 bolos y que también pasó por Europa, África y Asia. Rusia (dos veces), Turquía, España, Egipto e Israel fueron los destinos de Jennifer a su otro lado del charco.

Finalizada la gira, la neoyorquina se tomó unos días de descanso. Tuvo un respiro antes de meterse de lleno en la promoción de la película antes mencionada, que se estrenará en cines el próximo 13 de septiembre.

Jennifer López se toma un descanso

Un respiro que aprovechó bien y durante el que Jennifer acudió a una cita muy especial. La cantante fue una de las caras conocidas presentes en el cumpleaños del ex jugador de baloncesto Magic Johnson.

El ex jugador de Los Ángeles Lakers cumplió 60 años el pasado 14 de agosto y lo celebró por todo lo alto, en una fiesta a la que acudieron otras personalidades como el actor Samuel L. Jackson, gran seguidor a la NBA.

El percance de Jennifer López

Pero fue JLo la que se llevó casi todo el protagonismo, con permiso del anfitrión. Y no solo por ser quién es. El motivo principal fue el modelito que llevaba y la mala pasada que este le jugó.

La cantante lució un top blanco con un gran escote en la parte superior y una falta azul de lunares en el tren inferior. Una combinación que dejaba a la vista sus trabajadas abdominales. Pero no fue lo único que dejó a la vista.

La falda, que tenía una abertura, traicionó a la cantante. La prenda voló con el viento, dejando a la vista lo que llevaba debajo, en una imagen que ha dado la vuelta al mundo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@jlo in france 👑💓🔥💋😍 #jenniferlopez #jlo #jlosexy #jloqueen

Una publicación compartida de ⭐jlohollywoodstar ⭐ (@jlo_legend) el

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad