Cristina Pedroche lo enseña todo con una mini falda (y hay vídeo) | Instagram

“Si no enseña no vende”. Cristina Pedroche o la famosa que la destroza (y a lo bestia)

stop

La colaboradora de 'Zapeando' recibe duras críticas tras su alegato contra el machismo

14 de julio de 2018 (19:37 CET)

Cristina Pedroche está en contra del machismo, que desgraciadamente vive instaurado en la sociedad española desde tiempos inmemoriales. Es tarea de todos cambiarlo.

Ella se queja de los insultos que recibe, totalmente fuera de lugar. Injustificables. Y se dedica a airearlos para que todo el mundo sepa lo dura que es su vida. Como si de una mártir se tratase.

Sin embargo, la hipocresía de Cristina la ha llevado a ser también duramente criticada. Si ha llegado a donde ha llegado ha sido gracias a su cuerpo. A enseñarlo. Y todo el mundo lo sale. Ella, la primera.

Tuvo la suerte de tener una cara bonita y de saber sacar partido a sus curvas cuando apenas alcanzaba la mayoría de edad. Eso y un poco de salero hicieron el resto.

Relevó a Pilar Rubio en Sé lo que hicisteis para degradar la imagen de la mujer con sus reportajes y sus modelos ligeros de ropa: ¿en serio es necesario hacer periodismo con tacones de 10 centímetros y escotes hasta el ombligo?

Pedroche perfume

Su trabajo consistía en 'camelarse' a famosos para hacer reportajes divertidos. Ello le sirvió de trampolín y siguió escalando. Pero desperdició muchas oportunidades.

La Pedroche ha sido presentadora de grandes programas, ha conducido Pekín Exprés y ha tenido su propio programa de reportajes en profundidad. Todos han fracasado.

La realidad es que cuando la sacas de los chistes malos y de su afición a enseñar carne, sus resultados de audiencia caen en picado. Y su personaje empieza a cansar.

La critican mucho, pero lo cierto es que ha hecho del destape su profesión. “Si no enseña, no vende”, argumentan en las redes sociales.

Cristina Pedroche escote zapeando

Más allá de Zapeando, su único éxito reciente han sido las Campanadas de Fin de Año. ¿Por qué? Porque siempre usa vestidos transparentes. Aunque le duela, esa es su realidad.

Por tanto, al haber hecho de su cuerpo una plataforma para triunfar, es normal que le comenten todo lo que se pone, si le queda bien o si se ha adelgazado.

Otras famosas como Sara Carbonero o Paula Echevarría no tienen la necesidad de enseñar tanto como ella para triunfar y tener una cuenta de Instagram llena de seguidores.

Probablemente, Cristina ha contribuido a alimentar ese impresentable machismo que se come cada día en forma de comentarios. Hay que criticarlo y censurarlo. Pero con autocrítica, también.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad