Shakira se gasta más de 100.000 euros en un capricho

Shakira vuelve a los entrenamientos con su cuerpo de baile para preparar sus nuevas canciones de su próximo trabajo discográfico y destapa esto

Shakira
Shakira

Shakira ha tenido que hacer una pausa en sus compromisos profesionales debido a la actual crisis sanitaria. Su sector ha sido uno de los más dañados. La colombiana planeaba un nuevo trabajos discográfico muy rompedor y una nueva gira por todo el mundo, sin embargo este proyecto tendrá que esperar más de lo previsto. Es la segunda vez que la cantante tiene que darle al ‘pause’, aunque en esta ocasión es por causas externas. Sus espectáculos necesitan de una importante infraestructura y muchas personas trabajando detrás. Con los pocos asistentes que pueden acudir por concierto, ya que hay que mantener la distancia de seguridad, es imposible llevarlo a cabo.

Por este motivo, la pareja de Piqué, siempre muy optimista, ha decidido aprovechar el tiempo para hacer todo aquello que antes no podía. Como por ejemplo estar las 24 horas del día con Sasha y Milan. Los culpables de que Shakira se haya aficionado al skate y a cualquier cosa con forma de tabla. La artista ha mostrado un gran dominio de éste y un increíble cuerpazo.

Muchas veces se la ha criticado por su forma física, especialmente cuando tuvo que bajarse de los escenarios por una hemorragia en las cuerdas vocales, en aquel momento sufrió una importante depresión. Retomó sus rutinas junto a su amiga y entrenadora personal Anna Kaiser. Y ahora presenta un cuerpo tonificado envidiable.

Shakira, como muchas otras celebridades, tiene gimnasio en casa. Un lugar de la casa de grandes dimensiones. Ha invertido una importante fortuna en máquinas. La más económica ronda los 2.000 o 3.000 euros. Entre todas las que tiene, igual que para insonorizar la sala, dotarla de cristaleras y ponerle parquet, se ha gastado la friolera cifra de 100.000 euros aproximadamente. Allí entrena todos los días, también lo hace en ocasiones Gerard Piqué.

En el gimnasio hay un gran espacio para que Shakira pueda ensayar con su equipo de baile las coreografías de cada canción. Así lo anunciaba la colombiana en sus redes sociales, prepara algo grande. Aunque de momento solo puede verlo su gimnasio. La cantante, risueña, aparecía con sus compañeros. Todos ellos con mascarilla menos ella y sin mantener la distancia de seguridad. Como era de esperar le han llovido cientos de críticas. «Ella se creerá inmortal«, le escribe uno.