Separación. La infanta Cristina le pide que lo haga (pero Felipe VI lo prohíbe)

stop

La sugerencia de la cuñada de la reina Letizia que pone patas arriba la casa real

Infanta Cristina

07 de mayo de 2020 (10:42 CET)

Se han escrito muchas líneas y se han llenado muchos minutos de tertulias sobre las presuntas infidelidades del rey emérito de España Juan Carlos I a su mujer, doña Sofía. Las escapadas y los affaires fuera del matrimonio han sido la comidilla de muchos medios y programas de cotilleo.

Siempre se ha hablado en los medios del papel cuché de las presuntas infidelidades del rey emérito Juan Carlos I a su esposa, la emérita doña Sofía. Son numerosas las historias acerca de las aventuras extramatrimoniales del monarca. Ya desde los inicios de su romance se han explicado en los medios romances de Juan Carlos al margen de Sofía, que ella ha aguantado estoicamente. Que sí Corinna Larsen, que si Marta Gayá, que si Bárbara Rey

Juan Carlos y Corinna

Un escándalo tras otro

Pero los escándalos del emérito no son solo affaires amorosos. A todo ello se suman otros escándalos, como el que salió a la luz recientemente. El relacionado con los 100 millones de euros cobrados presuntamente en comisiones procedentes de Arabia Saudí, a raíz de su colaboración en la construcción del AVE Medina-La Meca. Ese epsiodio que ha llevado al rey Felipe VI a retirar la asignación a su padre y a renunciar a su herencia, independientemente de que no pueda hacerlo hasta que  la reciba. Es decir, cuando Juan Carlos falte.

La petición a la reina Sofía

Una serie de jaranas que, como decíamos, Sofía ha soportado día tras día, aguantando la vergüenza que ello ha provocado en su familia. Y desde esta le han dado en más de una ocasión un consejo claro.

VFotografía de archivo tomada el pasado 27 de mayo de los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía | EFE

Las infantas Cristina y Elena le han dicho más de una vez a Sofía que si no está bien con “papá” se separe definitivamente. Pero no lo hará.

Porque si no lo ha hecho ya, no lo hará jamás. La emérita considera que a estas alturas sería otro escándalo que podría ser el remate final para la casa real. Y Felipe no permitiría una ruptura tan grande en un momento en el que la monarquía está en el punto de mira.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad