isa pantoja

Separación. Isa Pantoja lo ha callado hasta hoy. Mentiras, engaños y, ahora, una tercera persona

stop

La colaboradora de El programa de Ana Rosa apoya al matrimonio en estos momentos tan difíciles

15 de junio de 2020 (12:31 CET)

Isa Pantoja ha hecho las paces con su hermano Kiko Rivera tras más de un año distanciados. Tal vez el bonito gesto de la colaboradora de El programa de Ana Rosa con su hermano e Irene Rosales haya tenido algo que ver. En el peor momento para el matrimonio, Isa Pantoja dejó sus vacaciones en Londres para estar con ellos. Cuando falleció la madre de la tertuliana de Viva la vida, el pasado mes de febrero, Isa se encontraba con Asraf en la capital británica. 

Irene Rosales se abrió en canal en el último programa de Viva la vida junto a Emma García. Por primera vez, después de cuatro meses, la mujer de Kiko Rivera decide hablar de su madre y de su sentimiento de culpa. “Si tengo que poner la palabra culpa en mi vida la pongo con el hecho de que yo me siento culpable de que damos por hecho que las personas nos van a durar toda la vida. Me acostumbré a ver que mi madre tenía que cuidar de mi padre y yo tenía mi vida, podía salir… Entonces me siento culpable por no haber hecho que mi madre hubiese disfrutado de su vida también”, ha reconocido con lágrimas en los ojos.

irene rosales viva la vida“Me he sentido muy egoísta. Lo pienso todos los días. Creemos siempre que nunca nos va a faltar esa persona, que la vamos a tener siempre ahí y quien se me ha ido a mí ha sido la primera figura en mi familia, mi pilar”, continúa explicando. “Desde que soy mamá no he pensado que mi madre también tenía que tener vida. Mi madre no se quejó pero si yo le hubiese dado esa vidilla le hubiese venido muy bien. Nos olvidamos de que esa madre también necesita una vida. Me va a costar quitarme esta culpa”, ha confesado. “El único problema que tengo es la falta de mi madre”, ha terminado diciendo.

Irene Rosales también ha hablado de su marido, su mayor apoyo en estos momentos tan difíciles. Además ha hablado del duro calvario que vivieron juntos por las adicciones del DJ. Ella le perdonó sus mentiras y engaños, una y otra vez, porque sabía que lo podía conseguir. "Porque sabía que podía haber una solución. Cada vez que había una, me dolía en el alma".

Además contó lo que más le gusta de Kiko Rivera. "Siempre está pendiente de mi, es muy cariñoso, sabe sacarme una sonrisa. Me evade muchísimo de los problemas, le quita hierro al asunto. No concibo la vida sin el amor de Kiko".

Ahora la pareja tendrá que vivir con una tercera persona, el padre de Irene Rosales. El matrimonio ha tomado la decisión de traerlo a casa por su delicado estado de salud. Ahora se ha quedado completamente solo tras el fallecimiento de su mujer y a Irene le resulta imposible estar para arriba y para abajo. Por este motivo la mejor solución es tenerlo en casa. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad