Selena Gómez

“¡Selena Gómez tiene juanetes en los pies!”. Y hay hasta vídeo: “¡Qué asco!”

stop

El documento que alimenta a los ‘hater’s de la cantante

03 de agosto de 2019 (17:21 CET)

Poco a poco Selena Gómez va dejando atrás el periodo más difícil de su vida y que ha durado más de un año. Se puede decir que la cantante ha recuperado la sonrisa.

Todo empezó cuando le diagnosticaron lupus, lo que desembocó en la necesidad de un trasplante de riñón.

La operación salió bien. Mucho mejor que su historia de amor con Justin Bieber, que después de un tiempo de relación decidió romper con ella. Y no solo eso. El joven cantante se casó al poco tiempo con Hailey Baldwin, por quien dejó a Gómez.

Un golpe durísimo que llevó a la artista a tontear demasiado con el alcohol y otras malas costumbres. Tanto que finalmente ingresó en un centro de rehabilitación para recuperarse.

Selena Gómez recupera la normalidad

Pocos meses después salió, y desde entonces hemos podido ver como Selena iba mostrando una mejor versión de sí misma. Y ahora ya hace vida normal.

Hace unos días, por ejemplo, pudimos verla en la boda de su prima Priscilla, y también haciendo turismo por Roma con unos amigos.

Selena Gomez roma

Unas fotos que demostraban que la cantante ha logrado levantar cabeza, pero en las que sus haters tuvieron algo que decir. Concretamente, la criticaron  por tener "sobrepeso" sin tener en cuenta que si muestra algún kilo de más es debido a la fuerte medicación a la que se ha sometido. Parece que muchos han olvidado que Gómez ha estado enferma.

Los juanetes de Selena Gómez

Y es que los haters de Selena no tiene piedad en absoluto. Por ejemplo, como cuando la acribillaron por el siguiente vídeo, en el que se ve que la it girl tiene un problema muy extendido y común entre las personas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@krahs 🦈

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el

“¡Selena Gómez tiene juanetes en los pies!”, exclamaban en la red.  “¡Qué asco!”, escribían otros. Y es que como decíamos, los haters no dan tregua.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad