La Reina Letizia | EFE

¡Se va! La reina Letizia no se esperaba esto. ¡Maletas listas! Bomba en la cuarentena

stop

El plan sorpresa que corre como la pólvora en Zarzuela

19 de abril de 2020 (14:50 CET)

La pandemia del coronavirus está ocupando la mayor parte de la agenda de los medios de comunicación. Las cifras que el COVID-19 está dejando de infectados y fallecidos no son baladí. Sobre todo en España

Nuestro país está siendo uno de los más azotados del planeta. Tanto en número de casos como de muertes. Por un lado, el estado español es el segundo con más casos detectados, con 194.416 pacientes confirmados en el momento de escribir estas líneas. Solo Estados Unidos, con más de 738.923, está por encima. Por debajo está Italia, que va por los 175.925 casos.

Por otro, España es el tercer país en número de muertos por la pandemia. La cifra se sitúa en los 20.639 fallecidos, solo por debajo de los 23.227 de Italia y los 39.015 de EEUU.

La otra noticia del año

Unas informaciones que han tapado lo que sin el COVID-19 hubiera sido la noticia del año. Nos referimos al caso del presunto cobro por parte del rey emérito Juan Carlos I de 100 millones de euros en comisiones procedentes de Arabia Saudí, a raíz del proyecto del tren de alta velocidad llevado a cabo en el país árabe. Una infraestructura valorada en más de 7.000 millones de euros por la que el padre del Rey de España Felipe VI se habría embolsado su parte.

Juan Carlos I | EFE

Al menos eso es lo que cree el Jefe de Estado. Y es que a raíz de la noticia se conoce que Felipe retiró la asignación a su padre y habría renunciado a la herencia del mismo.

Se comenta en algunos círculos que la decisión del rey habría tenido origen en Juan Carlos, que habría aceptado absorber los golpes para limpiar la imagen de la monarquía y dejar a Felipe libre de culpa.

Humillación

No obstante, otros aseguran que no es así. Que todo ha sido cosa de Felipe. Y que su decisión ha sido una humillación al emérito en toda regla. Y atención, porque otros comentan que ha estado a punto de tener consecuencias sonadas e inesperadas por el rey Felipe y la reina Letizia en Zarzuela.

Ceremonia de abdicación del Rey Juan Carlos | EFE

Así lo publica la revista Vanity Fair, en un artículo escrito por David López. El autor asegura que el emérito se habría planteado huir lejos de España, allí donde pudiera dejar de estar en el punto de mira.

Concretamente, López apunta que Juan Carlos I se planteó irse a la República Dominicana, donde estaría protegido por “buenos amigos”.

Juan Carlos deseaba huir pero de forma permanente. Escapar de Zarzuela donde su relación con los reyes y Sofía no existe. Marcharse a República Dominicana donde tiene buenos amigos magnates del azúcar", explica el periodista, revelando un plan bomba que todavía podría llevar a cabo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad