Irene Rosales llorando

Se va de casa. Irene Rosales confirma la decisión de mutuo acuerdo con Kiko Rivera

stop

La colaboradora de Viva la vida vuelve al trabajo y cuenta esto que pertenece a su vida privada

09 de junio de 2020 (13:08 CET)

Han sido tiempos muy difíciles para Kiko Rivera e Irene Rosales. El matrimonio se ha fortalecido durante esta cuarentena. Estos meses han podido estar juntos y apoyarse el uno al otro. En compañía de sus dos hijas. Tan solo un mes antes del confinamiento, la colaboradora de Viva la vida tuvo que despedirse de su madre. Su progenitora sufría un cáncer que mantuvo en silencio todo este tiempo.  Rosales no podía contener las lágrimas. Unas semanas antes la abuela de Kiko Rivera les daba un gran susto al sufrir un ictus y tener que ser hospitalizada sin saber su desenlace. 

Ahora, como muchas otras personas, Kiko Rivera ha visto como ha perdido una gran cantidad de ingresos. Su discoteca está completamente vacía y cerrada. Esta semana ya puede abrir, pero de una forma completamente diferente. No se puede utilizar la pista de baile, en su lugar podrá colocar mesas y sillas como si fuese un bar nocturno. Además solo deberá dejar entrar al 30% del aforo y todos deberán llevar mascarilla. Respecto a los bolos totalmente cancelados hasta el año próximo por el momento. Menos mal que Irene Rosales ya ha vuelto a Viva la vida como colaboradora. 

irene rosales llorando en platóLa colaboradora se ha saltado el confinamiento en numerosas ocasiones, pero lo ha hecho por una buena causa. Su padre, quién vive cerca de ellos y tras la muerte de su madre se ha quedado completamente solo, necesita ayuda. Para que no saliese de casa ella le llevaba la compra y se la dejaba en la puerta de casa. 

La mujer de Kiko Rivera ha confirmado que su padre se va de casa y que ahora vivirá con ellos en el mismo domicilio, por lo menos temporalmente. Una decisión tomada de mutuo acuerdo entre la pareja. Está muy delicado de salud y es mejor así. Kiko Rivera muestra de nuevo su total apoyo a su mujer. "Durante la cuarentena he ido cada día a casa de mis padres para estar con él. Ahora hemos tomado la decisión. Va a ser más fácil cuidarle así", continuaba

"Me está viniendo muy bien estar en casa. Dentro de la preocupación que existe con la situación intento que las niñas no se den mucha cuenta de las cosas. Yo salgo todos los días a ver a mi padre porque tengo que cuidarle. Voy con geles, guantes, mascarilla, dentro de lo malo intento mantener la normalidad", remataba Rosales

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad