alejandra rubio llorando

“Se ha suicidado”. Alejandra Rubio y toda España impactada. Vídeo antes de morir

stop

La colaboradora de Viva la vida recibe un duro golpe y todas las influencers del país

26 de junio de 2020 (13:24 CET)

Alejandra Rubio cumplió 18 años y mantuvo que quería ser anónima, algo que alegró a su madre. Ésta estaba ilusionada con el mundo de la moda, por este motivo decidió estudiar diseño en Milan, así se mantenía apartada de los focos. Al coger el avión se lo pensó mejor y dio media vuelta. La hija de Terelu Campos cambio de idea y quiso seguir los pasos de su madre, su abuela y su tía. Aunque empezó con miedo, poco a poco Alejandra Rubio ha conseguido soltura. Seguro que habrá recibido clases de María Teresa Campos, toda una experta. 

Actualmente Alejandra Rubio colabora en Viva la vida los fines de semana. En sus redes sociales también triunfa. Se ha convertido en toda una influencer y las marcas se dan golpes por que anuncie sus productos. A la tertuliana la vida le sonríe. Sin embargo, sus seguidores quieren que toque siempres en la tierra para que no le pase como a esta otra influencer. 

Sya KakkarSiya Kakkar triunfaba en Tik Tok con tan solo 16 años, era la estrella internacional india de la aplicación de moda. Se suicidó en Nueva Delhi tras recibir un centenar de amenazas de muerte a través de sus redes sociales. En poco tiempo consiguió más de un millón de seguidores. Especialmente era conocida por su coreografías de baile. El pasado miércoles 24 de junio, Siya fue encontrada muerta en su casa. 

En su último vídeo, Siya aparecía en lo alto de un edificio. En la imagen de la joven se la puede ver sonriendo, aunque nadie presagiaba que ese vídeo fuera el previo a su suicidio. ¿Estaba enviando un mensaje? 

La policía local se encuentra investigando las causas de los hechos. Se sabe que recibía comentarios amenazantes. El periódico Daily Mail apunta que el mánager de Kakkar, Arjun Sarin, la última persona en hablar con ella, asegura que no encontró nada raro en su manera de expresarse. Hasta llegaron a hablar de un nuevo proyecto profesional y estaba contenta: "Esto debe de ser por algo personal. En el trabajo todo iba bien", afirmaba Sarin.  

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad