Sara Carbonero en bikini (o la foto que quiere borrar. Y no puede) | Instagram

Sara Carbonero o la nueva foto de su trasero: “Plana”, “Culo carpeta” o “¡Es asqueroso!”

stop

La instantánea que deja por los suelos a la periodista

29 de junio de 2018 (13:30 CET)

Una vez más a Sara Carbonero le ha salido el tiro por la culata. La periodista decidió subir una foto a su cuenta de Instagram preguntando a sus seguidores si a ellos también les gustaban las tormentas de verano.

Lo que no se esperaba la mujer de Iker Casillas era la tormenta de comentarios sobre su trasero que le iban a caer. Y es que en la foto aparece Sara de espaldas con unos vaqueros que, según la opinión de muchos, le hacen un “culo carpeta”.

La foto que destroza a Sara Carbonero

De hecho, no es la primera vez que la influencer cuelga una foto y recibe comentarios de este tipo. Es más, su trasero se ha convertido en el principal fofo de críticas de sus haters.

Acusan a la toledana de estar “plana”, de tener el culo “más recto que una pared”. Incluso hay quien va más allá y lo tacha de “¡asqueroso!”. Lo cierto es que ya hace un tiempo que es un tema muy habitual respecto a la periodista.

Sara Carbonero

La campaña que ha dejado a Sara Carbonero por los suelos

Sin embargo, este verano el tema ha trascendido a incluso debate. ¿El motivo? La campaña que ha hecho la española con una marca de bañadores en la que podemos ver a Sara podando con distintos modelos.

Una campaña que ha tenido dos respuestas. A nivel comercial parece que está siendo un éxito. La belleza y la figura de Sara han hecho que en las tiendas se están acabando las existencias.

Eso sí, muchos han sido también los que han subrayado que no es precisamente Carbonero la mejor modelo para lucir bikinis. De ahí que sean los mismos que aseguran que “si no llegan a usar Photoshop para meterle culo no venden ni un bañador”.

Captura de pantalla 2018 06 30 a las 8.27.22

Sin embargo, y bien que hace, la mujer de Iker sigue a lo suyo. Por muchas críticas que esté recibiendo, no va a dejar de posar en bañador, en bikini o en vaqueros. Son muchas más las voces que se muestran a favor que en contra. El problema es que los críticos siempre hacen mucho más ruido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad