Sara Carbonero e Iker Casillas sufren la retirada del fútbol: los datos económicos

La pareja formada por Iker Casillas y Sara Carbonero ya ven cómo la retirada del portero empieza a notarse a nivel económico

Iker Casillas y Sara Carbonero
Iker Casillas y Sara Carbonero

Como era de esperar, el hecho de que Iker Casillas lleve muchos meses lejos de los terrenos de juego ya se empieza a notar en sus negocios. Sobre todo en la empresa que gestiona sus derechos de imagen, Casillas World SL.

Como bien apuntan en Vanitatis, si bien en 2018 esta empresa registró unas ventas de 2.8 millones de euros con unos beneficios netos de 800.000 euros, en el pasado 2019 disminuyó en casi un millón de euros su facturación y dejó unos beneficios de 28.000 euros.

Ver esta publicación en Instagram

#tbt🙈 #2017

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Evidentemente, el hecho de que Iker dejara de jugar debido al infarto que sufrió hace ya más de uno año ha repercutido en esta empresa. Ahora, ya retirado, se espera, lógicamente, que la facturación de esta empresa sea cada vez menor.

El futuro de Iker Casillas y Sara Carbonero

Y es que, como bien saben los seguidores de la pareja, Iker y Sara están ante un nuevo futuro esperanzador. Han dado ya por finalizada su etapa en Oporto teniendo en cuenta que la carrera como futbolista del español ya ha llegado a su fin y ahora han vuelto a vivir a Madrid.

En el caso de Iker, se sabe que volverá al Real Madrid aunque no se sabe exactamente qué cargo ocupará dentro del club. Tras su fracaso a la hora de intentar convertirse en el presidente de la RFEF, el club de su vida le ha abierto de nuevo las puertas.

Por lo que respecta a Sara, todo parece indicar que seguirá apostando por su papel como it girl y como influencer. Hay quien apunta que podría tener algún proyecto en Telecinco, pero la moda y su proyecto SlowLove es lo que más le motivan a día de hoy.

Ver esta publicación en Instagram

#happyweekend 💫 #lasfotosdeLaura #naturaleza #vida #smile

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Una nueva vida en Madrid en la que además estrenaran casa en el centro de la capital tras decidir no regresar a su inmenso chalet de La Finca, que han decidido alquilar. Veremos cómo, en esta nueva etapa, Iker gestiona sus negocios. El de sus derechos de imagen parece que empieza ya a dar señales de debilidad.

Publicidad