Sálvame o el lío de cuernos que Paz Padilla, María Patiño y Kiko Matamoros callan con un VIP de Telecinco

stop

Un colaborador del programa de Ana Rosa tiene serios problemas con su mujer por su fama de mujeriego

Paz Padilla en Sálvame

26 de febrero de 2019 (15:30 CET)

Alessandro Lequio vuelve a los ruedos. El colaborador de El programa de Ana Rosa se ve envuelto en una nueva polémica con su actual mujer debido a su fama de mujeriego. Después de ver la luz al final del túnel tras el mal momento por el que pasó su hijo Álex Lequio, fruto de su relación con Ana Obregón, el conde tiene nuevos problemas. 

María Palacios estaría harta de tantos rumores que envuelven al bisnieto de Alfonso XIII. Está cansada de que se le ponga una imagen de cornuda. La supuesta relación de Lequio con Olvido Hormigos hizo tambalear los cimientos del matrimonio. De hecho en su octavo matrimonio decidieron poner punto y final a su relación, aunque poco después se dieron una segunda oportunidad. 

Alessandro Lequio con Cristina Tárrega

También le llueven críticas por parte de su expareja. La actriz y bióloga no está muy contenta con Alessandro Lequio. Según ella el padre de su único hijo ha estado poco con él. Ella sola se ha hecho cargo de todos los gastos, algo que no le importa en absoluto, pero sí le duele que no haya estado más tiempo al lado de su hijo. Al principio el colaborador viajó constantemente a Nueva York, pero a medida que mejoraba su hijo dejó de hacerlo. “Él ha estado, sobre todo al principio, pero sinceramente me hubiera gustado que estuviera más”, le reprochó Ana Obregón

Alessandro Lequio podría haber mantenido una relación con Cristina Tárrega. La periodista se pusó de moda hace un par de semanas cuando se la relacionó con Jesulín de Ubrique. Ella se mostró visiblemente enfadada en Sálvame por esas acusaciones. Negó esas informaciones, pero por culpa de esas mentiras se hizo un gran descubrimiento. En 1997 la periodista mantuvo un romance con Alessandro Lequio. Algo que ahora él intenta tapar y le podía traer serias consecuencias en su matrimonio. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad