Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez  | Telecinco

Sálvame o “Demandados”. Jorge Javier Vázquez (y amigos) la lían (y muy gorda)

stop

El programa de Telecinco, envuelto en una nueva polémica

26 de diciembre de 2018 (17:30 CET)

Sálvame se mete en un lío y le puede costar muy caro. El programa estrella de Telecinco está al borde del abismo, después de disfrazar a sus colaboradores de los personajes de Star Wars para promocionar la emisión de una de las películas de la saga de Disney.

A Disney no le gustó el show en Sálvame

Todo ocurrió el pasado 18 de diciembre y Belén Esteban, María Patiño, Gustavo González, Kiko Hernández, Lydia Lozano y la presentadora, Paz Padilla, aparecieron delante de la cámara disfrazados de Dart Vader, Stormtrooper y compañía.

Esta manera de promocionar Star Wars Episodio: El despertar de la Fuerza no ha caído muy bien entre los responsables de Disney que “se plantean o bien acciones legales o bien romper todo tipo relación contractual con Mediaset”.

Sálvame, “demandados”

Además, consideran, desde la compañía de entretenimiento más grande del mundo, que la promoción de la película no estuvo a la altura, a tenor de los malos datos de audiencia obtenidos.

Lo que parecía que era una tarde de alegría y risas se puede convertir en un grave problema para Paolo Vasile. “Demandados”, es como se le señala al programa en las redes sociales.

No es la primera vez que se meten en problemas

Sin embargo, ésta no es la primera vez que el programa presentado por Jorge Javier Vázquez mete la pata en algún asunto y acaba sacando los colores a la cadena privada:

Jorge Javier Vázquez alucina: el topless de una colaboradora de 'Sálvame'

En febrero y diciembre han tenido problemas con temas publicitarios. En diciembre la CNMC anunció una sanción contra Mediaset de 324.000 euros por haber emitido comunicaciones comerciales encubiertas de varios medicamentos y productos cosméticos en Sálvame.

Y en febrero, la CNMC abrió un expediente sancionador contra Mediaset por una posible “comunicación comercial encubierta y la que utilice técnicas subliminales”. Según la CNMC, “en el programa de Sálvame del 8 de noviembre de 2017 se presentó una revista con finalidad publicitaria y promocional”. También, se les abrió expediente por excederse en el tiempo permitido de publicidad.

Enfrentamientos con los telespectadores

Una telespectadora también quiso verse en los juzgados con los responsables de Telecinco por no haber cobrado un premio de 5.000 euros, un año después de haberlo logrado. Y así algunas más.

Muchos problemas legales que ahora se ven aumentados por pasar una tarde de risas y disfraces, sin contar con el permiso de los que tienen los derechos de esos personajes de ficción.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad