Reina Sofía | EFE

Saca a la reina Sofía del armario: la entrevista que destapa barbaridades tras su muerte

stop

La mujer de Juan Carlos I no se lo puede creer

25 de junio de 2020 (13:19 CET)

Las desgracias nunca llegan solas. Y sino que se lo digan a Juan Carlos I y, sobre todo, a la reina Sofía. Y es que la multitud de informaciones negativas que están apareciendo en los últimos días en los medios sobre los eméritos no está haciendo otra cosa que poner a la Casa Real contra las cuerdas.

Pero ojo porque, por si no fuera poco el lío que tienen con los mortales, ahora llegan unas acusaciones desde ultratumba que han dejado a muchos con la boca abierta. Y es que es en un libro en el que se recopilan cartas de la periodista Orianna Fallaci, fallecida en 2006, donde la escritora deja a Juan Carlos y a Sofía por los suelos.

Las cartas de Oriana Fallaci

En el libro Tener miedo es un pecado la periodista, que llegó a entrevistar a personalidades como Henry Kissinger, Willy Brandt, Golda Meir, el ayatolá Khomeini, Deng Xiaoping, Indira Ghandio Yasser Arafat, habla de uno de sus encuentros con los eméritos.

Y no los deja precisamente bien: “Sí, almorzar con Juan Carlos y Sofía es lo peor. Conozco a esos dos idiotas. Los entrevisté en Atenas antes de su estúpido matrimonio, y están hechos del mismo molde que Franco”.

los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía | EFE

Pero ojo porque hay más: “No es sorprendente que se conviertan en rey y reina de España cuando muera el Asesino. Son sus protegidos. Desde pequeño, Juan Carlos vivió bajo la sombra de Franco y es su robot obediente”.

Sin embargo, la frase que ha dejado muy mal a la reina Sofía, a la que muchos consideran que hace salir del armario revelando secetos familiares, y que ha generado muchos comentarios en las redes es la que hace referencia a su madre: “Es simplemente la hija de aquella reina de Grecia que estaba en la Juventud Hitleriana y que hizo encarcelar a 50.000 ciudadanos griegos socialistas”.

No sabemos el éxito que tendrá o no este libro si llega a publicarse en España. Lo que parece evidente es que ni Juan Carlos I ni Sofía se lo leerán.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad