Rompe con ella. La infanta Elena calla lo más gordo (y es esto)

stop

El lío del que la hermana del Rey Felipe VI prefiere no hablar

Infanta Elena | EFE

26 de abril de 2020 (12:38 CET)

La infanta Elena ha heredado muchas rasgos de su padre Juan Carlos I. Entre ellos el de ser una mujer con un carácter fuerte. Si bien es cierto que siempre tiene buenas palabras con los medios (aunque cuenta que no es que sea precisamente muy fan del oficio de los periodistas), no es ningún secreto que prefiere mantenerlos cuanto más lejos mejor.

Entre otras cosas porque considera que en muchas ocasiones el hecho de aparecer en ellos no es sinónimo de buenas noticias. En este sentido, tampoco quiere que sus hijos se conviertan en personajes habituales en la prensa rosa. Ya ha visto que su hijo Froilán, que ha protagonizado muchas polémicas, ha sido muy criticado en las redes por su líos, y no quiere que ahora le pase lo mismo a su hija Victoria Federica.

La infanta Elena calla lo más gordo

De hecho, parece ser que es ahora Vic, como la llaman sus amigos, la que se ha convertido en una verdadera preocupación para la hermana del rey Felipe VI. Entre otras cosas por su vida amorosa.

Victoria Federica | EFE

Y es que cuentan desde le entorno de la infanta que Elena aún no ha asimilado el cambio de pareja de su hija. Elena consideraba al torero (la infanta es muy amante de la tauromaquia, como su padre) Gonzalo Caballero como un nuero perfecto.

Un Caballero que no ha tenido problemas en reconocer que prefirió apostar por su carrera que por su relación con Victoria Federica: “He estado saliendo con Victoria unos meses, pero he tomado la decisión de no tener una relación seria porque quiero centrarme en mi profesión”, apunta en Hola.

Pero lo que realmente hace poner de los nervios a la infanta, que calla siempre que puede las calabazas de Caballero a su hija, es la nueva pareja de Vic, el dj Jorge Bárcenas, al que considera una mala influencia. Parece ser que el mundo de las fiestas y la noche, el entorno habitual de un dj, no es el que quiere ni Elena ni, ojo, Juan Carlos I, que también le ha dado algún que otro toque de atención a Victoria Federica.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad