Rocío Flores acaba con la reconciliación con su madre con una sola frase

Rocío Flores habla alto y claro ante los medios después de la caza de brujas hacia su padre. Ella cree que sabe quién está detrás y le lanza un dardo demoledor

Fotografía: Rocío Flores acaba con la reconciliación con su madre con una sola frase
Fotografía: Rocío Flores acaba con la reconciliación con su madre con una sola frase

Rocío Flores está pasando por un mal momento y es que no puede ver a su padre sufrir. Tampoco quiere que volver a revivir historias del pasado. Las últimas polémicas que rodean a Antonio David Flores estarían haciendo mella en su matrimonio con Olga Moreno, quién ha sido como una madre para Rocío, y no quiere que su hermana de ocho años pase lo mismo por lo que pasó ella y su hermano David. Rocío Flores conectaba con ‘Sálvame’ para expresar su dolor envuelta en lágrimas y pedir respeto hacia su familia.

«Basta ya de intentar romper mi familia. Llevamos 20 años sufriendo y 20 años apostando por estar juntos. ¡Basta ya!», gritaba Rocío en una conexión en directo en ‘Sálvame’. «Si todo esto fuese verdad habría salido mucho antes, que no me cuenten películas e historias», alegaba en defensa de su padre.

Fotografía: Rocío Flores acaba con la reconciliación con su madre con una sola frase

Rocío Flores dejaba claro que Olga Moreno, aunque guarda absoluto silencio, lo está pasando realmente mal. «¿Que tenga que estar en mi casa Olga destrozada y mi padre con el alma partida? No estoy dispuesta», sentenciaba de manera tajante.

La influencer cree que hay una mano negra, sin embargo no ha querido revelar el nombre de esa persona, pero le ha lanzado una dura indirecta. «Si hay una mano negra ya sabemos quién es, pero antes de sacar la mierda de uno que mire cada uno lo que tiene en su casa», exponía visiblemente enfadada. «Me niego a que mi hermana se críe en una familia desestructurada como yo», decía sin poder evitar las lágrimas. De esta forma sentencia su relación con Rocío Carrasco. Hace unas semanas ya dijo que había tirado la toalla en la reconciliación con su madre. Siguiendo las palabras de Carmen Borrego, nunca será posible.

Y sentenciaba, «la que me duele es la que esta ahí arriba (Olga) que es la que me ha criado le pese a quien le pese».