Rocío Carrasco se espera lo peor: “Está muy mal”. Foto aterradora

stop

La hija de Rocío Jurado, la gran ausente en la presentación de la novela Canta, Rocío, Canta

rocío carrasco

26 de enero de 2020 (16:06 CET)

Rocío Carrasco es hija del boxeador Pedro Carrasco y la cantante Rocío Jurado, quién después mantuvo una relación con el torero Ortega Cano. Con éste tuvo dos hijos adoptivos: Gloria Camila y José Fernando. Mientras con estos mantiene una relación cordial con el diestro ya no hay ningún tipo de contacto. Incluso Ortega Cano reveló que para él estaba olvidada. Pero eso no quita que ambos sean personajes públicos y estén al corriente de algunos aspectos desconocidos de su vida. 

El torero es noticia esta semana porque Marina Bernal, una de las periodistas que mejor conocía a Rocío Jurado ha presentado en la Casa del Libro de la Gran Vía de Madrid una novela sobre la cantante "Canta, Rocío, canta". Un libro donde se desvelan aspectos desconocidos de la vida privada de la artista. La novela ha generado una gran expectación en la tierra de la más grande, Chipiona, donde le tienen un gran cariño. 

Ortega Cano

La familia se dio cita de nuevo para recordar a la cantante tras trece años de su fallecimiento, la única gran ausente fue su hija biológica, Rocío Carrasco. 

Trece personas muy vinculadas a Rocío Jurado cuentan su relación con la cantante al cumplirse trece años de su fallecimiento, el 1 de junio de 2006 a causa de un cáncer de páncreas. También revela aspectos desconocidos de la cantante. Repasa su infancia en Chipiona, donde de jovencita ayudaba en la zapatería de su padre —era la mayor de los tres hermanos— y se formó como bordadora. Huérfana de padre a los 12 años, tuvo que hacer una huelga de hambre para que su abuelo la dejase cantar, ya que éste era muy estricto y consideraba inadecuado que su nieta quisiera ser artista. Tras trasladarse a Madrid, es descubierta por Juan de la Rosa e Hilario López Millán cuando actuaba en El Duende, un tablao de Madrid.

Sin duda lo más relevante de esta presentación fue el aspecto físico de Ortega Cano. El torero ha preocupado a sus seguidores y a los medios de comunicación, quién lo ven más delgado de lo habitual y con un rostro demagrado. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad