Felipe VI y Letizia | EFE

Revista lo destapa: “Consumo ocasional de cocaína”. Próximo a Letizia y miembro de la Casa Real

stop

La portada que la en la casa real no querían que saliera a la luz

18 de junio de 2020 (11:22 CET)

Esta semana Pilar Eyre le ha dedicado su artículo en el blog que tiene en la revista Lecturas a la infanta Elena. Y no es que la deje muy bien que digamos. La cronista repasa algunos de los capítulos más oscuros de su vida.

De entrada, se refiere al motivo por el cual Elena no ha sido reina y sí en cambio su hermano pequeño Felipe. Y no habría sido porque la Constitución señale que el sucesor de la Corona debe ser un hombre.

Juan Carlos I veta a su hija Elena

"Fue el propio rey el que insistió a los ponentes de la Constitución para que se precisara que el heredero debía ser varón porque, según dijo: ‘Mi hija mayor no está en condiciones de reinar’, señalando a Elena de por vida con esta frase demoledora, achacándole algún problema. Su abuela decía: ‘La niña tiene el mismo problema que yo, es demasiado grandota y nunca será muy buena’”, apunta la cronista.

Infanta Elena

Más tarde habla del matrimonio de la cuñada de la reina Letizia con Jaime de Marichalar, poniendo en duda que fuera un matrimonio por amor. Jaime Marichalar pertenecía a la pequeña nobleza castellana, era un empleado de banca sin un duro, “bisutería fina”.  Elena nunca se ha sentido a gusto, pues lo suyo es el ambiente rural de cacerías, caballos y fuego en la chimenea", explica Eyre.

El pariente que consumía drogas

Y sigue: "El carácter de Jaime se vuelve desconfiado, agresivo e irascible, le monta a la infanta escenas espantosas, se mete con la gente por la calle”. Una actitud que habría tomado después del ictus que sufrió mientras iba en bicicleta. Un problema que muchos achacaron al “consumo ocasional de cocaína” de Jaime que publicó la revista Época hace unos años.

Jaime de Marichalar portada

Y atención, porque Eyre también se refiere a la pérdida de un hijo que Elena estaba esperando al volver de Nueva York, donde estuvieron viviendo durante un tiempo: “Cuando regresan a Madrid, la infanta está embarazada, pero pierde en su hijo". Y tras aquello, llegó el divorcio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad