Rebelión contra Belén Esteban en ‘Sálvame’ y ‘Sábado Deluxe’

Belén Esteban muestra malestar con la dirección de 'Sálvame' y no abre la boca en todo el programa

Fotografía: Rebelión contra Belén Esteban en ‘Sálvame’ y ‘Sábado Deluxe’
Fotografía: Rebelión contra Belén Esteban en ‘Sálvame’ y ‘Sábado Deluxe’

Belén Esteban fue un día el rostro clave de Mediaset. Con un contrato blindado. Cada vez que la colaboradora abría la boca las audiencias se triplicaban. Era un valor seguro de éxito. Su historia con Jesulín de Ubrique duró muy poco, pero pudo extenderla durante 20 años. El tiempo que ha estado hablando de Ambiciones. Sin embargo, como ya hemos contado en más de una ocasión, Andrea Janeiro creció, cumplió la mayoría de edad y decidió no ser un personaje público. Pero además, le pidió a su madre que nunca más hablara públicamente de Jesulín de Ubrique ni de la familia de éste, porque aunque no tienen relación, a ella le hace daño. No deja de ser su padre.

Fotografía: Rebelión contra Belén Esteban en ‘Sálvame’ y ‘Sábado Deluxe’

Belén Esteban cumplió con su promesa. Tanto que ya no interesa a la audiencia. Y es que durante las cinco horas de programa se limita a calentar una silla. Apenas abre la boca y si lo hace es para mostrar su desacuerdo con la dirección del espacio. La de Paracuellos ya no está a gusto en ‘Sálvame’. Pero la productora tampoco. Ahora la Esteban es «una más».

El último enfado de Belén Esteban fue cuando le hicieron una pregunta sobre ella a Chelo García Cortés. Si era poco trabajadora y quejica. Esto quiere decir que alguien de la dirección lo pensaba. Sin embargo, Belén sabía que esas palabras pertenecían a Toño Sanchís. “No creo que sea poco trabajadora porque la conozco desde hace 30 años y toda su vida ha estado trabajando. Ahora está en televisión, pero lo ha hecho toda la vida. ¿Quejica? Se puede quejar como los demás. Yo también me quejo”, explicó la colaboradora de Sálvame

El pasado sábado en el ‘Deluxe’ llegaron todas las críticas a través de redes sociales. Los Morancos fueron los entrevistados de la noche. Una pareja cómica que hizo pasar un buen rato a todos los colaboradores. Una entrevista blanca y familiar. Sin embargo, Belén no intervino en ningún momento de las casi dos horas que duró la entrevista. Muchos se quejaron de que se embolsase una buena cantidad de dinero sin tan siquiera hacer una sola pregunta. Parece que la mujer de Miguel Marcos no está dispuesta a mojarse sobre ningún tema. Sabe lo que es ‘Sálvame’ y ya no quiere jugar a ello.