Raquel Sánchez Silva vive la cuenta atrás del último giro del caso Mario Biondo

Raquel Sánchez Silva eliminada de 'MasterChef Celebrity 5', se enfrenta a un nuevo episodio de su pasado más trágico

Fotografía: Raquel Sánchez Silva vive la cuenta atrás del último giro del caso Mario Biondo
Fotografía: Raquel Sánchez Silva vive la cuenta atrás del último giro del caso Mario Biondo

Raquel Sánchez Silva fue tal vez una de las mayores sorpresas de ‘MasterChef Celebrity 5’. Tras cinco ediciones, la presentadora aceptó la propuesta de Shine Iberia, la misma productora que su programa ‘Maestros de la costura’. Un reto muy importante para ella, ya que en el talent show culinario trabajaba su marido antes de morir de forma trágica hace 7 años. Esta semana Silva abandonó las cocinas tras un plato fallido, sin embargo no ha dejado de pensar en Mario Biondo y es que la semana pasada se celebró un juicio en Italia que podría cambiarlo todo.

Santina y Pippo, padres de Mario Bioindo, están dispuestas a todos para averiguar la verdad de lo ocurrido con su hijo. Ellos siguen pensando que no fue un suicidio. La jueza decidía si finalmente el caso se archivaba y se daba como buena la versión del suicidio. Era la última oportunidad para ellos.

Fotografía: Raquel Sánchez Silva vive la cuenta atrás del último giro del caso Mario Biondo

«El caso se archivó hace años en España, lo reabrió la fiscalía italiana tras ver indicios de asesinato y mi equipo y otros criminalistas de España e Italia hemos determinado también que es un asesinato y hemos aportado nuevas pruebas y nuevas peticiones judiciales que se deberían haber realizado en el periodo de instrucción en España», ha explicado Óscar, investigador criminal y exmarido de Mónica Naranjo.

Lo que pasó en el juicio no trascendió a la prensa hasta que Look se hizo eco de lo sucedido. Tras recoger todas las pruebas e informes periciales, se ha logrado que el tribunal italiano tenga que deliberar. La nueva documentación se estudiará a fondo antes de emitir un veredicto.

Se vuelve a abrir un caso que Raquel Sánchez Silva no quiere tocar y que la persigue desde hace 7 años. Si nuevamente se reabre el caso, la extremeña volvería a revivir esos episodios amargos y oscuros. Raquel sería de nuevo llamada a testificar para explicar lo que ocurrió aquella trágica noche. Si finalmente se cierra el caso, ella podrá descansar y los padres de Mario también porque ya no se podrá abrir más ese caso.

Hasta la fecha se han realizado tres autopsias y los informes se contradicen.