“Quiero quedarme embarazada”. Kiko Hernández y todo Sálvame se frotan los ojos. Nuevo negocio en Telecinco

El presentador del programa celebró una boda por todo lo alto en el último programa

Kiko Hernández
Kiko Hernández

A tan solo cinco días del esperado evento del año, Fani y Christofer deciden cancelar su boda. Han estado esperando hasta el último momento, pero viendo que la situación del país no mejora, más bien empeora, han tomado, apenados, la decisión de no celebrar su unión. No quiere que los invitados estén todo el rato con la mascarilla, que no se pueda hacer el baile y que se tenga que ir todo el mundo a casa antes de la 1 de la madrugada. Es un día especial y quiere que así sea. Además, la nueva norma establece que no pueden asistir más de 30 personas y la pareja tenía más de 100 invitados. Lo extraño es que por el momento no han puesto una nueva fecha. 

fani y christofer boda en sálvamePara quitarse la espinita, Sálvame ha decidido casarles en directo con una boda oficializada por Kiko Hernández. “Yo casaba todos los años a más de 200 parejas, he casado en total a casi 1000 parejas», avanzaba un Kiko emocionado. 

Como si de una verdadera boda se tratase, Christofer llegaba el primero, totalmente trajeado, muy nervioso, esperaba impaciente en el altar a Fani. Regla número uno: la novia siempre hace esperar al novio. 

Pocos minutos más tarde entraba Fani cogida del brazo de su padrino, Alonso Caparrós. Lucía un espectacular vestido totalmente blanco con aires retro que parecía hecho para ella. La ex superviviente se ha puesto en manos de Manuel Zamorano y ha conseguido ser una novia radiante. 

El vestido de corte sirena pertenece a una colección privada de Petro Valverde, el diseñador del vestido de novia de la Infanta Elena, y es del año 1998. Los colaboradores de Sálvame hicieron de invitados de este gran día. 

A pesar de que no era la boda de sus sueños y no les casa oficialmente, han vivido de todas formas la magia del momento. Incluso ha llegado a emocionar a los protagonistas, los colaboradores y a los espectadores. Ambos se han dedicado unas bonitas palabras. Su relación está puesta ya a prueba de bombas. Finalmente ambos gritaron un “sí” por todo lo alto y se besaron. 

La pareja se fue a disfrutar de su noche de bodas, donde volvieron a intentar cumplir con su misión. Fani reveló a sus seguidores que lleva dos meses tomando medidas para quedarse embarazada. «Quiero quedarme embarazada», confesó bien alto. Los colaboradores de Sálvame y el presentador, Kiko Hernández se quedaron con los ojos como platos. Ya se frotan las manos. Cuando lo consigan los seguidores la acusan de vender la exclusiva del embarazo y del nacimiento. La pareja ya se habría puesto manos a la obra para tener un hijo en común, el gran deseo de ambos.

«He estado en la farmacia y me he comprado un multivitamínico que me lo han recomendado, porque como ya sabéis que estoy buscando al bebé», ha comenzado explicando. 

”Muchas me habéis dicho que las pastillas van genial. Llevo desde junio/julio, dos meses, desde que entramos en ‘La Casa Fuerte’ buscando al bebé. Hemos estado en Ibiza intentándolo también, porque he estado ovulando, pero no me he tomado absolutamente nada hasta ahora que me han recomendado estas pastillas, así que a ver qué tal», ha rematado.

Aunque el niño todavía no está en camino ya tienen claro los nombres. Si es niño Mario y si es niña Valentina.