Jorge Javier

Purga en Sálvame: Jorge Javier baja el pulgar: “Está en la calle”. Paz Padilla, Patiño y Belén Esteban callan

stop

Un colaborador del espacio podría ser despedido por una imperdonable traición a uno de sus compañeros

04 de abril de 2019 (13:17 CET)

Raúl Prieto no es el único cambio que vivirá Sálvame. Se avecina un importante despido en el programa más visto de las tardes. Tras diez años de emisión, la directiva anuncia recortes y algunos de los colaboradores peligran. Carlota Corredera dio el nombre de uno de ellos el pasado miércoles 3 de abril. Gustavo. Uno de los recién llegados y no es por mantener a los que más antigüedad tienen, sino que su tira y afloja con su expareja, María Lapiedra, no estaría gustando ni un pelo. 

“Gustavo ha perdido sin duda. María no tiene nada que perder, no se jugaba nada. Gustavo se está quedando muy solo. Él dice que tiene muchos amigos fuera de la tele pero de los compañeros creo que se está quedando solo”, dijo la presentadora contundentemente. La gota que ha colmado el vaso es dejar al descubierto un supuesto affaire entre sus compañeros. Ni verdad ni mentira, lo realmente importante es la traición. Gustavo traicionó a Gema López y Diego Arrabal al hablar de su supuesta relación en el pasado. 

Esta exclusiva solo la habrían dado para beneficiarse de la situación tanto él como María. Al parecer aprovecha la mínima oportunidad para vender a sus compañeros y embolsarse grandes cantidades de dinero. De esta manera puede sanear su economía que por otro lado no es muy boyante. 

“Creo que María tiene un problema serio y que hoy ha tomado conciencia de que acabará en los tribunales con Gema. Yo lo entiendo, Gema es una persona que no ha comercializado con su vida privada. Cuando yo era directora del Deluxe, los colaboradores se sentaban porque no había invitados. Al final ellos se han convertido en protagonistas, hacen portadas pero Gema no ha decidido entrar ahí”. Gema y María terminarán viéndose las caras en los tribunales. 

Carlota Corredera da la razón del despido de Gustavo

 

Cambios en los pasillos de Telecinco. Mientras Jorge Javier Vázquez se recupera del ictus sufrido hace dos semanas, las cosas cambian en sus programas. Raúl Prieto, ex director de Sálvame y Las Campos, se embarca en una nueva aventura. Abandona La fábrica de la tele y ficha por Viva la vida. La productora de Ana Rosa Quintana, Cuarzo, ficha a un gran rostro de Mediaset para liderar un programa que no consigue reflotar ni con la presencia de Emma García. 

Este cambio tiene una drástica decisión. Raúl Prieto tuvo un enfrentamiento con la cúpula de Sálvame y montar un escándalo con tus superiores nunca trae nada bueno. Esta pelea fue provocada por Jorge Javier Vázquez y el asunto de las publicidades internas. 

En otoño de 2017 se rumoreaba la salida de Jorge Javier Vázquez del espacio tras 8 años al frente. Mientras los rostros habituales estaban de vacaciones, Carlota Corredera, David Valdeperas y Raúl Prieto se pusieron al frente del espacio. La publicidad encubierta que se hace dentro del espacio se reparte entre el colaborador o presentador que la realiza. Es la persona que se lleva el pastizal. El presentador volvió de sus vacaciones y vio como estos se beneficiaban de las publicidades internas. No le gustó nada. 

Raúl Prieto y Belén Esteban

Jorge Javier Vázquez plató a la productora y a la cadena. Se fue a su casa, aunque a la semana le volvieron a llamar aceptando sus condiciones. De esta forma Raúl Prieto fue apartado del espacio, no por decisión propia. Este continúo ligado a la productora dirigiendo Las Campos, sin mucho éxito. Después de este fracasado proyecto probó suerte con notable éxito en Aquí hay madroño. 

Jorge Javier Vázquez intentó arreglar las cosas entre las tres partes implicadas en este asunto. Sin mucho éxito, Prieto decide abandonar la productora y ficha por Viva la vida, un nuevo reto profesional en su carrera. De todos modos esto no quita que el ex director conserve buena relación con el resto de colaboradores del espacio. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad