Shakira y Gerard Piqué | EFE

Piqué o la escenita con Maluma por Shakira

stop

El central del FC Barcelona se mete en un lío con los cantantes colombianos

25 de septiembre de 2018 (13:22 CET)

Éxito asegurado. La fórmula Shakira-Maluma es un grandísimo filón para las discográficas. Juntos han protagonizado algunos de los temas más escuchados de los últimos años.

Por ejemplo, el último éxito que sacaron juntos, Clandestino, ocupa el número 1 de varias de las listas de la revista musical Billboard, como Latin Airplay, Latin Pop y Latin Rhythm.

Además, poco después de su estreno, se convirtió en uno de los temas internacionales más populares en Brasil, Argentina, Costa Rica, Colombia, República Dominicana, Guatemala, Panamá o México, entre otros. Precisamente en México es donde Shakira retomará la gira Eol Dorado World Tour el próximo 11 de octubre, que pasará por Sudamérica en su última fase, antes de que la pareja de Gerard Piqué ponga punto y final a su gira mundial en Bogotá, Colombia.

Asimismo, la canción figura en el top 50 de hasta 32 listas de temas populares, mientras que en Youtube el vídeo ya ha sido reproducido más de 143 millones de veces.

Pero el que el tema de Shakira y Maluma arrase no es novedad ni casualidad. En el 2016 los sudamericanos ya triunfaron con Chantaje.

También en el 2017 montaron el lío en las listas de éxitos con Trap, que también arrasó entre los fans.

 

Sin embargo, podría ser que nunca más se vuelva a ver una colaboración entre Shakira y Maluma. El motivo: Gerard Piqué.

Según publicaba recientemente TV Notas, el central del FC Barcelona es algo celoso y habría pedido a su pareja que, en la medida que pueda, se aleje del cantante colombiano. Ya no solo por los celos, y es que el barcelonista quiere evitar cualquier tipo de rumores que puedan afectar a su relación o que pueda poner en la palestra a sus hijos, Milan y Sasha.

Un carácter posesivo que, por cierto, en alguna ocasión ha reconocido Shakira: Piqué es un hombre muy celoso y territorial, al que siempre le gusta tenerlo todo bajo control, contar con su aprobación hizo que todo fuera más fácil. Le gusta defender su territorio. A mí me gusta que sea así. Él tiene que cuidar la portería”, reconoció la de Barranquilla en una entrevista.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad