Isa Pantoja

“¡Perrerías!”. El infierno que Isa Pantoja vivió de niña con Isabel Pantoja, Kiko Rivera y Doña Ana

stop

La cantante y el lío que muchos callan en Cantora

17 de noviembre de 2019 (13:30 CET)

Cuando aparece el nombre de Isa Pantoja por las redes sociales, son muchos los que cargan contra la hija de Isabel Pantoja. Y más ahora que, como bien saben sus seguidores y también sus haters, a la pequeña de la familia le ha dado por seguir los pasos de su madre y entrar en la industria musical.

Eso sí, a su manera. De hecho, poco o nada se parece la música que hace Isa con la que hacía su madre. Quizás la intención es la de destronarla como la auténtica reina de la música de la familia.

Eso no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que la infancia de Isa en Cantora no fue precisamente fácil. Y es que, como apuntan varios miembros del entorno, a Pantoja le hicieron muchas “¡Perrerías!”.

El lío con Isa Pantoja

Y es que desde hace ya un tiempo son muchas las voces que aseguran que, por mucho que en público nunca se muestre así y desde la familia se indignen cada vez que alguien lo insinúa, Isabel siempre ha tenido a su hija Kiko Rivera a su ojito derecho.

Ya desde que Isa era muy pequeña parece que le quedó claro que el amor de su madre estaba dirigido hacia Kiko. O al menos eso apuntaron hace un tiempo en Espejo Público donde uno de los colaboradores explicó varios episodios polémicos de la infancia de Isa.

Doña Ana y Chabelita de pequeña

En la fiesta de graduación la niña acudió tal cual, no estaba disfrazada como el resto de los niños. En este colegio cada tres meses se hace un acto de este tipo, yo casualmente estaba allí y la niña estaba siempre sola en el jardín esperando”, apuntaba un periodista que daba a entender el porque de la buena relación entre Isa y su niñera, Dulce. “Solamente estaba Dulce, que acudía siempre a recogerla. A veces iba Dulce, otras Fosky...”.

Por otro lado, desde el entorno de Cantora también se apunta el hecho de que la madre de Isabel Pantoja, Doña Ana, nunca aprobó del todo la entrada de Isa en la familia. “Doña Ana nunca estuvo de acuerdo, pensando quizá que la niña se llevaría la mitad de la herencia del otro nieto", aseguran. "Doña Ana adora a Kiko y en esa casa nunca han querido a la niña", sentencian desde el entorno.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad