Andrea Janeiro perfil

¡Pelea! Andrea Janeiro calla: “¡Se tiraban de los pelos!”. El último escándalo

stop

La hija de Belén Esteban no quiere hablar sobre lo que sucedió con su madre

18 de noviembre de 2019 (12:57 CET)

Andrea Janeiro lo sabe todo porque habla mucho con su madre y ésta se lo contó todo, pero prefiere no contar lo que sucedió en el interior de la discoteca Kapital. Belén Esteban cumplió el pasado sábado 9 de noviembre 46 primavera muy ilusionada. Su vida no puede ir mejor. Está felizmente casada con Miguel Marcos, el hombre de su vida, mantiene el trabajo y tiene una hija maravillosa. Además, para este 2020 la colaboradora podría volverse a casar si finalmente consigue la nulidad y tener un segundo hijo. 

La de Paracuellos celebró su cumpleaños por partida doble. La noche de antes con sus compañeros de Sálvame y el sábado comió con algunos familiares en el Restaurante Chicote de Madrid, de los más de moda de la capital aunque no accesible para todos los bolsillos. El menú cuesta 200 euros por persona, maridaje aparte. La colaboradora habría pagado 1600 euros por su comida de cumpleaños. 

Belén Esteban cumpleaños

A la discoteca Kapital solo faltó María Patiño, quién después se apenó. Incluso acudió Terelu Campos, gran amiga de la colaboradora. La hija de María Teresa Campos fue, felicitó a Belén, le dio su regalo, un beso y se marchó. Al parecer tenía otro compromiso, pero no quería faltar a esta cita. 

Según parece Terelu Campos no quería reencontrarse con sus excompañeros, quiénes le han tratado tan mal. Lydia Lozano la saludó, pero no recibió una contestación. "Le dije hola y no me contestó", contó en Sálvame. Lydia se encontraba hablando con Raúl Prieto, amigo de Belén y Terelu y director de Viva la vida. El joven intentó mediar palabra, pero no lo consiguió. "En una fiesta hay que dejar los malos rollos fuera y no crear un problema al anfitrión".

Gema López si consiguió respuesta por parte de Terelu Campos. Sin embargo fue muy escueta y seca. "Fue muy fría, le di dos besos, me preguntó qué tal pero no continuó como para seguir conversando", contó. Según reconoció Gema, "entiendo que hay cosas que le han podido doler", y cree que cada uno debe "asumir" lo que ha dicho pero también recalcó que no le gustan las guerras en bloque, sino con nombres y apellidos: "Algún día me gustaría conversar con ella". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad