Paz Padilla en Sálvame

Paz Padilla y España atemorizada: “¿Me mandas una foto?” (la policía alerta)

stop

La gaditana está muy preocupada por un nuevo caso de abusos sexuales a menores

27 de agosto de 2019 (12:11 CET)

Paz Padilla muy preocupada. La presentadora de Sálvame está en un sinvivir tras la nueva noticia que azota al país. Una vez más de abusos sexuales a menores. La gaditana no entiende como puede haber gente así y no termina encerrada en la cárcel de por vida. La humorista ha sido madre, pero antes no vivía tan preocupada con estas cosas. Las redes sociales han aumentado estos casos. Y Padilla vive con miedo por si un día su hija Anna Ferrer tiene un bebé. Toda España está atemorizada. Y la policía alerta sobre el caso para que se controle el uso que hacen los menores de aparatos tecnológicos. Nunca sabes quién se esconde tras la pantalla. 

Tras hacernos eco del caso del hombre que grababa a mujeres en el metro de Madrid con una cámara oculta, ahora los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven de tan solo 22 años, de nacionalidad española, vecino de Alcalá de Henares (Madrid). Aprovechaba las redes sociales y algunos chats de juegos online para contactar con menores y de esta forma conseguir imágenes y vídeos de alto contenido. 

Está imputado por los presuntos delitos de acoso sexual a menores y pornografía infantil y ya ha ingresado en la prisión. Fue un menor de tan solo 13 años quién denunció en la comisaría de los Mossos de Terrassa que era víctima de ciberacoso sexual. Contactó con él a través de un juego online. El menor cuenta que se hicieron muy amigos y llegó a facilitarle las claves de sus redes sociales. 

El nivel de control del menor fue en aumento, hasta llegar a exigir que se instalara un programa de control remoto del ordenador. Un día el menor obtuvo malos resultados en el videojuego y el joven como castigo o recompensa le pidió una fotografía con alto contenido sexual. "¿Me mandas una foto?", le escribía. 

Pero el pequeño se vio metido en un auténtico bucle del que no sabía salir. Después de esa primera fotografía, el joven le fue pidiendo más y con contenido más explícito, sino se la enseñaría a sus amigos del colegio. Esta situación llegó a controlar al menor, le obligaba a permanecer más tiempo ante una pantalla y a decirle a quién podía ver y a quién no. 

El menor se lo contó a sus padres y estos los denunciaron en la comisaría. Gracias a otro usuario de Talavera de la Reina descubrieron que el joven acosador era vecino de Alcalá de Henares. El detenido pasó el 8 de agosto a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Alcalá de Henares, que decretó su ingreso en la prisión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad