Paz Padilla llora en sálvame

Paz Padilla, Anna Ferrer y Cádiz atemorizados (y es por esto)

stop

La presentadora de Sálvame está muy orgullosa de Zahara de los Atunes

08 de octubre de 2019 (16:12 CET)

Paz Padilla regresó para su 50 cumpleaños a Cádiz. Aunque su agenda esté repleta de compromisos profesionales siempre que puede se deja ver por Zahara de los Atunes, su tierra. Muchas de las personas que residen habitualmente en la localidad se han topado alguna vez con la humorista y su hija. Anna Ferrer también está enamorada de la ciudad donde nació su madre. Pero de aquellos días en los que Paz Padilla correteaba feliz por las calles y disfrutaba de los veranos en la playa siendo una niña, la ciudad ha cambiado por completo y se ha convertido en una ciudad sin ley. Algo que intenta tapar la presentadora de Sálvame, pero sabe que sucede a la perfección. 

Mourad T. es el protagonista de esta oscura noticia. El marroquí de 41 años se encuentra en prisión acusado por cuatro delitos. Un delito de homicidio, dos delitos de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de detención ilegal y un delito de tenencia ilícita de armas. El hombre fue quién arrojó los cuerpos de tres hombres maniatados a la cuneta de la autovía A-380, en la provincia de Cádiz. 

Uno de los tres hombres presentaba una profunda puñalada en el pecho. Murió casi en el acto. Los otros dos fueron trasladados a urgencias en estado muy grave. Ambos se encuentran en coma. Según fuentes policiales, este suceso se debe a un ajuste de cuentas por una mercancía de hachís. 

Al librarse de los tres cuerpos Mourand huyó dirección Sevilla. Una persona presenció la escena y dio la voz de alarma al servicio de emergencias 112. Un agente que estaba fuera de servicio iba con su hijo por la autopista AP-4, que une las provincias de Cádiz y Sevilla, vio como dos vehículos a una velocidad superior a la permitida le sobrepasaban. Inmediatamente el policía siguió a los dos vehículos, uno de ellos era el de Mourand. Ambos buscaban volver a su país de origen, pero la policía localizó sus coches cuando se adentraron en la ciudad de Sevilla. 

Los investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil sostienen que la tortura de las tres víctimas sucedió en un chalet de una zona rústica a las afueras de Chipiona (Cádiz). Los agentes hallaron restos de sangre en el inmueble.

José Encinas, secretario provincial en Cádiz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), reclama al Ministerio del Interior que declare “zona de especial de singularidad” a toda la provincia a causa del narcotráfico y la inmigración. No es el primer caso de estas características que se vive en Cádiz. Los vecinos están muy preocupados al ver desde sus playas como aparecen de la nada inmigrantes trasladando cajas de hachís y marihuana. Los narcos desembarcan la droga sin ningún tipo de pudor y con total normalidad. "Nadie hace nada", dicen. "Esto es la ciudad sin ley", comenta otro. "Esto se va a convertir en un México cualquiera", dice un policía. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad