Paz Padilla alucina: la brutal bronca de María Patiño a Belén Esteban

stop

La presentadora de Socialité narró todos los aspectos de la boda de su amiga

María Patiño en Socialité

24 de junio de 2019 (15:39 CET)

Belén Esteban y Miguel Marcos se casaron el pasado sábado 22 de junio en una boda por todo lo alto. La pareja ya son marido y mujer. De todos modos, la de Paracuellos no ha empezado con buen pie el matrimonio. El paparazzi Diego Arrabal amenaza a la colaboradora con estropearle la exclusiva que tiene pactada con la revista Hola y por la que se embolsaría la cifra de 80.000 euros. Por este motivo se prohibieron los teléfonos móviles y cámaras de fotos y no se ha enseñado ningún aspecto del interior. 

De los casi 300 invitados muchos de ellos eran compañeros de la colaboradora de Sálvame, por ello no es de extrañar que se hable de esta boda hasta la saciedad en los diferentes espacios de la cadena. Nadie pudo ver nada, pero para ello están los colaboradores estrella. 

María Patiño vestido boda

María Patiño estuvo al pie del cañón el domingo posterior a la boda en su programa Socialité. La periodista contó que en un momento del programa tuvo que llamar la atención a los novios. El motivo no es otro que su hambre atroz. La presentadora se implicó como nadie en la cobertura del evento y también triunfó como invitada. La joven sorprendió con un vestido rosa chicle con cuerpo satinado y una amplia abertura en la falda. El diseño tenía algunos detalles de pedrería tanto en el escote como en la espalda. 

"Durante los aperitivos me puse a hablar y me olvidé de que tenía que comer. Y en la cena, estaba yo deseando comerme el solomillo, pero los camareros no nos servían hasta que los novios no se sentaran en la mesa. Así que tuve que decirles a Belén y a Miguel que hicieran el favor de sentarse porque yo quería comerme el solomillo”, contó la periodista. 

También se ha desvelado el menú que se dio en la boda. Los comensales degustaron salmorejo, dos tipos de sorbete (uno de piña y otro de mango) y, como plato principal, solomillo. María Patiño no tuvo mucha suerte en la boda porque también se perdió la tarta. "No sé dónde estaba. Cortaron la tarta con una canción maravillosa, pero cuando se repartió yo desaparecí", contó. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad